La problemática del otro en la literatura argentina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4404 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
TRABAJO PRÁCTICO Nº 1:

“La problemática del otro en la literatura argentina”

Introducción:

A lo largo de la historia argentina, los distintos puntos culminantes de la misma han tenido su correlato en el ámbito de la literatura., algo evidente ya que es innegable el vínculo existente entre literatura e historia. En palabras de José Martí: “cada estado social trae su expresión a laliteratura, de modo tal que, por las distintas fases de ella, puede contarse la historia de los pueblos”.

Este es el caso de la literatura que refleja la oposición entre civilización y barbarie, de la cual es el mayor exponente el “Facundo” de Domingo F. Sarmiento; o el conflicto entre unitarios y federales, como refleja “El matadero” de Esteban Echeverría, constituyendo una grave crítica a lafigura de Juan Manuel de Rosas, tanto como “La fiesta del monstruo” de Adolfo Bioy Casares y Jorge Luis Borges constituye una dura crítica contra la figura de Juan Domingo Perón y sus seguidores, por lo tanto, hacia el peronismo en general, y en el caso de “Las puertas del cielo” de Julio Cortázar la acusación es contra los sectores marginales de la sociedad de su tiempo, lo mismo que sucede en“Cabecita Negra” de Germán Rozenmacher.

La fiesta del monstruo:
Este cuento fue escrito en el año 1947, y fue publicado ocho años después, en 1955, con el seudónimo de Honorio Bustos Domecq, bajo el que escribían y publicaban juntos los escritores argentinos Adolfo Bioy Casares y Jorge Luis Borges. El origen del pseudónimo consiste en la reunión de los apellidos de un bisabuelo de Borges (Bustos) yde un bisabuelo de Bioy Casares (Domecq).
Recordemos en este punto que Jorge Luis Borges (1899-1986) fue uno de los más célebres escritores argentinos, y unos de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Su obra ha sido objeto de numerosos análisis y de múltiples interpretaciones.
En cuanto a su posición política, si bien se puede hablar de un anarquismo heredado de su padre, yfortalecido en conversaciones con Macedonio Fernández, Borges fue marcado por un rechazo total a toda tiranía de carácter personalista. Por eso, durante toda su vida él trataría de rescatar, destacar y fomentar la individualidad por sobre los movimientos de masas. En particular en aquellos movimientos que, amparados en la figura de un líder carismático, se multiplicaban en las décadas de lostreinta y cuarenta en Argentina y el mundo. Borges, lejos de estar fuera de los acontecimientos de su época, interpretaba y criticaba muchos de ellos en el mismo momento en el que sucedían. Se debe destacar el carácter profético de la preocupación de Borges por la multiplicación de Uebermenschen nativos (palabra alemana que denota la expresión “superhombres”). Para Borges, tal profecía se veríarealizada en la figura de Perón y su ascensión al poder. Cuando efectivamente Perón toma el poder en el año 1946, Borges es “ascendido” a inspector de gallinas y conejos en los mercados públicos, lo cual constituye un golpe irónico hacia un amante de la pulcritud y los libros, y parece extraído de un ensayo publicado por este autor en 1936 “El arte de injuriar”, que en uno de sus párrafos habla de lainversión incondicional de los términos como medio de ofender, es decir, acusar al médico de matar o al sastre de nudismo.
Borges combatió anacrónicamente la dictadura de Rosas y contemporáneamente el gobierno democrático de Perón. Pero cierta austeridad lo llevó a no hacer pública, no tornar algo común e inteligible para otros, su actitud.
Tampoco se debe olvidar su falta de actualizaciónpolítica para reconocer y entender el carácter atroz de las nuevas dictaduras que, en las décadas de los sesenta y setenta, asolaron Latinoamérica. Fue frente a esas dictaduras que reforzó su incapacidad política y por lo que recibió las más duras críticas. Esta actuación consistió básicamente en declaraciones y demostraciones de consentimiento con las dictaduras en la Argentina y con Pinochet en...
tracking img