La profecia del gris completo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 249 (62070 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

INDICE

ARGUMENTO 3

Primera parte: La caida

Capitulo primero 6
Capitulo Segundo 13
Capitulo tercero 20
Capitulo cuarto 25
Capitulo quinto 31
Capitulo sexto 39
Capitulo séptimo 47
Capitulo octavo 52
Capitulo noveno 57

Segunda Parte: LA busqueda

Capitulo décimo 63
Capitulo undecimo 69
Capitulo duodecimo 74
Capitulo decimotercero 85
Capitulo decimocuarto 90Capitulo decimoquinto 98
Capitulo decimosexto 104
Capitulo decimoseptimo 109
Capitulo decimoctavo 115

Tercera parte: LA rata

Capitulo decimonoveno 122
Capitulo vigesimo 129
Capitulo vigesimoprimero 137
Capitulo vigesimosegundo 143
Capitulo vigesimotercero 150
Capitulo vigesimocuarto 155
Capitulo vigesimoquinto 161
Capitulo vigesimosexto 172
Capitulo vigesimoseptimo 177
Agradecimientos185

[pic]

ARGUMENTO

Gregor tiene once años y vive en Nueva York. Su existencia no es muy distinta a la de cualquier chico de su edad. Sin embargo, el destino le tiene reservada una sorpresa. De repente, el pequeño mundo de Gregor desaparece. En las Tierras Bajas, una extraña sociedad, en la que conviven seres humanos con murciélagos y cucarachas, se encuentra amenazada por las ratas yla llegada de Gregor no parece casual. Una antigua profecía que habla de un guerrero hará que Gregor ponga a prueba su valor.

Para mi madre y mi padre

[pic]

Capitulo primero

g

regor llevaba tanto tiempo con la cabeza apoyada en la malla del mosquitero que notaba como si tuviera impreso en la frente una multitud de cuadritos. Se tocó los bultitos con los dedos y resistió elimpulso de dejar escapar el grito primitivo del hombre de las cavernas. En su pecho crecía por momentos ese largo aullido gutural reservado para las auténticas emergencias, tales como toparse desarmado con un tigre furioso o que se apagara el fuego en plena Edad del Hielo. Llegó incluso a abrir la boca para respirar hondo, pero se contentó con golpear la cabeza contra el mosquitero con un débilquejido de frustración. «Agghh».

¿De qué servía gritar? No cambiaría nada. Ni el calor, ni el aburrimiento, ni el interminable verano que se extendía ante él.

Pensó en despertar a Boots, su hermanita de dos años, sólo para distraerse un poco, pero la dejó dormir. Por lo menos ella estaba fresquita en la habitación con aire acondicionado que compartía con Lizzie, su hermana de siete años, y consu abuela. Era la única habitación con aire acondicionado del apartamento. En las noches más calurosas, Gregor y su madre extendían colchas en el suelo para dormir, pero con cinco personas en la habitación, la temperatura ya no era fresca, sino sólo tibia.

Gregor sacó un cubito de hielo del congelador y se lo pasó por la cara. Miró al patio y vio un perro vagabundo olisqueando un cubo debasura lleno hasta rebosar. El animal apoyó las patas en el borde y volcó el contenedor, esparciendo la basura por toda la acera. Gregor tuvo entonces tiempo de ver dos sombras que se alejaban corriendo a toda velocidad junto a la pared e hizo una mueca. Ratas. Nunca terminaba de acostumbrarse a ellas.

Exceptuando las ratas, el patio estaba desierto. Normalmente se encontraba lleno de niñosjugando a la pelota, saltando a la cuerda o columpiándose. Pero por la mañana había pasado el autobús del campamento, llevándose con él a todos los niños con edades comprendidas entre los cuatro y los catorce años. Todos menos uno.

—Lo siento, cariño, pero no puedes ir —le había dicho su madre hacía unas semanas. Y era cierto que lo sentía, Gregor lo había visto en la expresión de su rostro—.Alguien tiene que cuidar de Boots mientras yo estoy trabajando y los dos sabemos que tu abuela ya no puede hacerlo.

Claro que lo sabía. Durante aquel último año, su abuela había estado entrando y saliendo de la realidad. En un momento estaba tan lúcida como una persona joven y, de repente, se ponía a llamarlo Simón. ¿Quién era ese Simón? Gregor no tenía ni la menor idea.

Hace algunos años...
tracking img