La prostitucion como negocio juridico o depravacion de una sociedad inmoral

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1451 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PROSTITUCION COMO NEGOCIO JURIDICO O
DEPRAVACION DE UNA SOCIEDAD INMORAL

Las sociedades a lo largo de los tiempos experimentas cambios que van marcando su historia, su rumbo, de tal suerte que llega a modificar los comportamientos humanos, llevando así a evolucionar de un estado a otro. Tal es el grado de evolución, que ha permitido que el hombre se haya permitido llegar a la Luna.

Puesbien, con el cambio de la sociedad a lo largo de los años, las costumbres y las creencias también cambian o se desarrollan, por así decirlo, para ilustrar un ejemplo, basta con mirar los comportamientos de nuestros abuelos para evidenciar lo planteado, pues no era igual el modo en que un hombre pretendía en matrimonio o cortejaba a una mujer en los tiempos de antaño a como actualmente lo realizanlos hombres de estos tiempos, pues ya no es el hombre el que solamente pide la mano sino también la mujer lo hace y no pasa nada.
En síntesis, las creencias se van desarrollando, ello lleva a que, en ciertas ocasiones, comportamientos que anteriormente se consideraban inmorales, hoy en día sean “normales”, de tal suerte, que lo que antes era reprochable, hoy hace parte de nuestro comportamientohabitual.

En ese sentido, la prostitución no es una actividad nueva, ni mucho menos surgida de estos depravados tiempos, ha sido una conducta que ha acompañado el desarrollo del hombre desde tiempos inmemoriales, pues. La prostitución ha sido calificada eufemísticamente como la "profesión más antigua del mundo", ya que se
Conoce prácticamente desde que existen registros históricos de algúntipo, y en prácticamente todas las sociedades.

Un argumento que discute la antigüedad de la práctica más allá de los registros históricos conocidos, desde el punto de vista socioeconómico, afirma que el intercambio de favores sexuales a cambio de bienes materiales requiere de un cierto tipo de acumulación capitalista o asimetría en el acceso a ciertos recursos, o bien una diferenciación social,que probablemente no se dieron entre los primeros grupos humanos hasta que la tecnología no rebasó cierto umbral.

De tal modo, que es una práctica antiquísima que ha permitido que el hombre la acepte, tolere y se acostumbre a ella. Y tal ha sido el grado de tolerancia con aquella practica que ya la jurisprudencia colombiana se ha referido al tema, pues no estaría bien visto que la justiciacolombiana se aísle o se inhiba de pronunciarse sobre puntos neurálgicos de la sociedad nacional.

De otro lado, para aterrizar un poco más en el tema, para poder abordar la pregunta problema, de si se puede considerar la prostitución como un negocio jurídico, es necesario establecer primeramente que es un negocio jurídico. Para ello, podemos decir que el negocio jurídico es un “acto jurídico lícitointegrado por una o varias declaraciones de voluntad privada que el derecho reconoce como base para la producción de efectos jurídicos, buscados y queridos por su autor o autores, siempre que concurran determinados requisitos o elementos”. Ahora bien, para su configuración se requieren ciertos requisitos esenciales, los cuales pueden ser propios de un negocio jurídico determinado, como por ejemploel precio en la compraventa, o comunes a todo negocio. Estos últimos pueden ser subjetivos, ya sea la declaración de voluntad, y objetivos como el objeto, causa y forma.
En el mismo sentido, si miramos la declaración de voluntad, esta tiene como presupuestos la capacidad del sujeto, es decir, la capacidad jurídica especial para que le sean atribuibles los efectos propios del negocio jurídico yla capacidad de obrar para vincularse a sí mismo y una voluntad no viciada.
Y si aplicamos la teoría del negocio jurídico a la prostitución, tendríamos que hay un acuerdo de voluntades en el momento en que la persona que ejerce como prostitut@ acepta prestar servicios sexuales al cliente y este acepta el pagar por ellos. En tal sentido, al acuerdo de voluntades hay que sumarle entonces que hay...
tracking img