La publicidad-una reflexión subjetiva como punto de partida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3861 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Publicidad: una reflexión subjetiva como punto de partida

Tenemos un complejo mundo contemporáneo en el que hemos adoptado la cultura de comunicar para sabernos propios. “Comunico luego existo” parece ser la versión actual del “cógito” cartesiano.

Es difícil no apreciar que todo a nuestro alrededor, es una marca intentando posicionarse. Nuestra sociedad, nuestras relaciones, los mediosde comunicación, las transformaciones sociales, políticas y económicas, el fin de siglo, las nuevas tecnologías, el nuevo siglo XXI, nuevos cambios culturales, nuevas formas de discurso social, valores que se yuxtaponen e identidades que superponen sus potestades, información masiva pululando hasta degenerar en desinformación, contextos que modifican los mensajes y a los actores a la vez que lossegundos modifican dichos entornos.

En es transcurso del siglo pasado y el comienzo de este nuevo, la publicidad, el discurso publicitario y sus consecuencias en la mente unitaria (personal y subjetiva) y en la opinión pública[1] han ido cobrando importancia de una forma exponencial día tras día.

Nos guste o no, vivimos entre publicidad, entre empresas, en un mercado donde la comunicaciónpublicitaria nos posibilita no solo el conocimiento de lo que las organizaciones nos ofrecen, sino, al menos teóricamente, una forma de comunicación bidireccional que asegura la adecuación entre oferta y demanda que sustenta todo sistema capitalista.

Casi podemos aceptar sin reparos que comunicación, cultura y sociedad forman un único tejido con el que creamos la estructura de nuestro día a día.Sumémosle las necesidades y los procesos de intercambio y transacción que hacemos a diario y obtendremos una realidad donde comunicar, comunicarnos, consumir publicidad y auto-publicitarnos, es lo que hacemos todos a diario.

Desde el punto de vista de las organizaciones, comunicar su existencia en el mercado, sus productos, su marca, es la única forma de comenzar ese proceso de intercambio queacabará por reportarles el beneficio que necesitan para subsistir. Perro más allá de esta función meramente funcional de la publicidad al servicio del marketing operativo, estratégicamente, las empresas y sus objetivos, necesitan de sistemas estructurados de comunicación que integren la organización y transmitan positivamente sus atributos corporativos, buscando la cohesión interna y elrespaldo, conocimiento, reconocimiento y valoración de sus públicos y consumidores finales.

2-UN SIGLO DE CAMBIOS

“La imprenta había sido inventada en 1450. El primer catálogo publicitario data de 1474. El cartél comercial nació en 1477. En 1609 se publica una de las primeras gacetas mensuales y el primer periódico con fecha regular de aparición. En 1826 se inventa la fotografía. En 1836 nace elanuncio. En 1840 aparece el servicio postal con sello. En 1876 se inventa el teléfono. El cine nace en 1895. En 1901 se inventa la radio y en 1925 se constituye la primera sociedad de televisión del mundo”.[2]

Viendo así la historia “reciente” del hombre “culto”, desde la comunicación, parece que la comunicación y más recientemente la comunicación publicitaria es una de las mejores formas, o almenos una de las más gráficas, de analizar diacrónicamente los cambios culturales de una sociedad, ya que con la sencilla comparación de un anuncio o un slogan del 1900 y uno de los que podemos ver hoy en cualquier medio, se suceden miles de diferencias que van mucho más allá de lo estético, de los recursos tecnológicos e incluso de los productos y sus cualidades.

A principios del siglo XX, Lapublicidad de la marca de automóviles Cadillac[3] (libro), intercalaba las cualidades del vehículo con algunos de sus distinguidos propietarios como el Excmo. Sr. Duque de Sotomayor o el Excmo. Sr. Marqués de Arriluce, narrando como viajaban con estilo y elegancia por las distintas ciudades del sur hasta llegar a Madrid. Mientras, Studebaker ofrecía su nuevo seis cilindros a “el precio que usted...
tracking img