La quimera de la educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (781 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA EDUCACIÓN NO ES UNA QUIMERA

E
l frío a 3.600 msnm apenas anunciaba la llegada de un amanecer cargado de sorpresas para Javier Nonzoque, un niño de apenas 10 años, para quien sus sueños erantan grandes e imponentes que el mismo Sumapaz, localidad 20 de Bogotá, donde se hacía presente la expresión máxima de lo rural y la majestuosidad del páramo más grande del mundo.
La marcha de susbotas de caucho galopaba presurosa, pues las labores del campo no daban espera y Joaquín y Jesusita, sus padres, esperaban la buena nueva, el remudo de las ovejas, darle sal al ganado y esperar queJacinta, una vaca pecosa y resabiada que recibió Javier en su primera comunión, alcanzara por lo menos dos cantinas de leche. Mientras la neblina se apoderaba de las pendientes de la vereda San José deSumapaz, Javier terminaba el ordeño matutino, mientras tanto sus padres alistaban el avío repleto de calorías, un bocadillo, dos platanos muy maduros y un envase plástico de Coca Cola repleto de lecheserían su fuente de energía, pues el viaje de tres horas que emprendería este joven hasta su escuela, requería de mucha energía.
El estudio para Javier era realmente un sacrificio, no solo porcambiar esas aventuras y juegos de la infancia por el trabajo arduo del campo y el amor a su tierra y a sus padres, sino también por ese largo trayecto de piedra y trocha que tenía que a travesar. Elpaisaje reunía lo más selecto de la familia páramo; frailejones que como espejismos se abrían paso entre la espesura de niebla, pajonales y chuscales acariciaban los tupidos musgos que hacían brotar comoen alguna fábula mágica el agua de aquel paraíso enredado en el conflicto armado colombiano. El encumbrado terreno era digno de un campo ambientado con ese olor a hierba fresca y un camino pedregosoque hasta el más valiente de los expedicionarios se hubiese rehusado a caminar.
Javier se dispuso a tomar camino, sus padres lo despidieron con una bendición que abrazaba la esperanza de su regreso y...
tracking img