La quinta teresa y el colegio sagrado corazon de cucuta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3174 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historia contemporánea

LA QUINTA TERESA… (Antecedentes)
Más que una crónica, quiero en esta oportunidad, llamar la atención sobre el abandono a que ha estado sometido el icono de la educación oficial de la ciudad. Quienes tuvimos la fortuna y el privilegio de usufructuar de sus concesiones durante nuestra estancia como estudiantes del colegio que en buena hora regentaron y aún hoy continúanhaciéndolo, los Hermanos de las Escuelas Cristianas, nos conduele y entristece ver el desamparo con que el Estado se olvida de los créditos que antaño le dieron esplendor y magnificencia a la formación y la cultura. Un breve repaso a la historia de esta edificación y su significado para la historia de la ciudad debería motivar a quienes tienen la obligación de velar por los activos públicos aconcederles el beneficio de su cuidado y preservación. Sin importar su condición de Monumento Nacional, lo que implica el deber de mantenerlo vigente en la memoria de la ciudad, para que sirva de reflejo a las generaciones futuras de las condiciones en las que se estructuró su sociedad y se proyectó la comunidad que hoy se desenvuelve en el contexto regional y nacional, recrearemos en un paseohistórico la evolución sufrida por este ilustre claustro. La historia de la Quinta Teresa podría dividirse en dos grandes etapas. La primera, corresponde al tiempo de su construcción y su uso como domicilio de sus propietarios originales y la segunda, como centro de enseñanza para la cual fue adquirida por el Departamento en cumplimiento de la Ordenanza 39 de 1926. Como habrán podido notar los lectores demis crónicas, en muy contadas oportunidades me he remontado a tiempos tan remotos como los de principios del siglo veinte o en algunas ocasiones, finales del siglo diecinueve, pero la importancia y el interés por el tema me obligan a transportarme hasta esa época para poder contextualizar la historia y centrarnos en el eje de la narración. Siempre he tratado de encontrar las anécdotas detrás de lahistoria, pues considero que tras el interés o la intención original, muchas veces están ocultos empeños y pretensiones que vuelven atractivos los relatos. Por esta razón vamos a ubicarnos en la Cúcuta post terremoto, es decir, días después del mes de mayo de 1875 cuando por disposición oficial se acometió la reconstrucción de la ciudad bajo la orientación del ingeniero venezolano Francisco dePaula Andrade, afincado en Cúcuta y cucuteño de corazón, quien diseñó el plan urbanístico de la ciudad como un plano cartesiano con el origen en la esquina de la calle diez con avenida sexta y trazó las manzanas del centro como hectómetros perfectamente cuadrados, es decir de cien metros de lado. Parece que la intención inicial era que las manzanas fueran de una hectárea completa pero como la medidahabía sido establecida de eje a eje de las calles, a la postre hubo que apropiarse la medida de las calles con lo cual las manzanas quedaron reducidas a noventa metros de lado; sin embargo, el parque central al que se le dio el nombre del prócer local, mantuvo sus medidas originales, según lo establecido en el plano del ingeniero Andrade y nos sirve de referencia para tener conciencia exacta dela medida de una hectárea. Al poco tiempo, la reconstrucción era un hecho y la ciudad fue tomando características interesantes para el desarrollo de actividades comerciales, tanto por su vecindad como por la facilidad de la vía del Lago de Maracaibo que, hacia y desde el exterior, le brindaba a las

personas y las mercaderías. Desde hacía ya varios años, a comienzos del decenio de 1870, se habíaproducido una inmigración importante de ciudadanos del imperio alemán impulsados por la política económica expansionista de Bismarck, en busca de nuevos productos y nuevos mercados. No parece tan cierto que buena parte de la inmigración alemana se situó en el Estado Soberano de Santander, como lo relata Horacio Rodríguez Plata en su libro La inmigración alemana al Estado Soberano de Santander...
tracking img