La rana renata

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1790 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La rana Renata.

Tema del cuento: No dejarse llevar por las apariencias y preocuparse por conocer al otro

Renata era una rana como todas las demás. Tenía la piel llena de circulitos muy parecidos a los cráteres de la luna, pero mucho más chiquitos y de un color verde amarronado, ojos saltones, y una larga lengua que estiraba para capturar insectos y alimentarse de ellos. Vivía muy felizen una laguna en las afueras de la ciudad.
Cierto día, una familia que por allí paseaba, la vio y le pareció tan simpática que decidió llevarla al jardín de su casa.
Renata de repente se encontró en una latita con un poco de agua, que se movía al compás vaya a saber de qué y sin tener la menor idea de cuál sería su destino, se preocupó un poco.
Cuando la familia llegó a su casa, la dejó enel jardín, que a partir de ese momento se convertiría en su hogar.
Sus ojos saltones miraron ese nuevo lugar: no era feo, por el contrario. Estaba lleno de plantas, flores, algunos bancos de madera, una hamaca y una pileta que Renata confundió con una laguna que le pareció un poco extraña.
La ranita no era la única habitante de ese jardín, había caracoles, bichos bolita, gusanos, lombrices,un conejo y dos perritos. También estaban los pajaritos que hacían nido en los árboles y mariposas curiosas que iban de aquí para allá.
Los ojos de Renata parecían aún más saltones que de costumbre, todo la maravillaba, todo le parecía lindo, a pesar de ser desconocido para ella. Miraba las cosas con los ojos del corazón, de un corazón bueno, sencillo.
Comenzó a saltar chocha de la vidadispuesta a recorrer cada rincón del jardín y hacerse nuevos amigos.
Lo que la pobre ranita no sabía era que no sería bienvenida por sus compañeros del lugar.
Ninguno de los animalitos que allí vivían había visto en su vida una rana, por lo tanto no sabían bien de qué tipo de animal se trataba y aún menos cómo era Renata por dentro más allá de su aspecto físico. Tampoco les importó mucho quedigamos.
Todos y cada uno tenían algo que decir acerca de nuestra amiguita. Convengamos que la ranita no era muy bonita que digamos, pero en realidad ¿qué importaba eso?
- Está ………… llena……………………… de …………….. verrugas …………… ¡qué asco! Dijo Lentón el caracol, a quien le costaba mucho terminar una frase.
- Me quiere imitar todo el tiempo saltando y saltando, pero no va a lograr saltar tanto comoyo ¿Vieron sus patitas? Parecen palitos de helado al lado de las mías. Comentó Jejo, el conejo.
- ¿Y el color de su piel? Digo yo, ¿no estará medio podrida? Preguntó una mariposita que volaba por allí.

No sólo ningún animalito del jardín le dio la bienvenida, sino que en vez de preocuparse por conocer a Renata y ver así si podían ser amigos, se ocuparon de criticar no sólo su apariencia,sino todo lo que hacía.

- ¡Es una burlona! Se quejaba Tallarín -un gusanito largo como un fideo- ¿No se dieron cuenta cómo nos saca la lengua?
- ¡Tenés razón! Nos burla a todos, no hace más que sacar esa lengua larga y finita que tiene ¿qué se cree? Agregó Jejo
- Yo………………………. opino ………………………….. igual. Dijo Lentón, cuyas frases nunca eran muy largas, porque si no tardaba demasiado en decirlas.- ¿Y los ojos? ¡Parecen dos pelotitas de golf!! Para mi que los tiene tan afuera para poder mirarnos bien y burlarse mejor. Por ahí algún día se le caen vaya uno a saber. Comentó un bicho bolita.
- Pues le haremos el vacío, si ella nos burla, haremos de cuenta que no existe. Dijo una mariposita.

Lo cierto es que Renata sacaba su lengua a cada rato para alimentarse de insectos, como hacen todaslas ranas hechas y derechas y no para burlarse de nadie. Tampoco tenía los ojos saltones para mirar a los demás, sino porque todas las ranas y sapos los tienen. Lo que ocurre, es que nadie se tomó el trabajo de preguntarle, de conocerla bien y así poder saber cómo era la ranita realmente.

Pasado un tiempito, Renata empezó a sentirse muy solita. Intentaba hablar con sus vecinos, pero ninguno...
tracking img