La real y pontifica universidad de mexico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2667 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN

En este tema conoceremos como fue fundada la universidad de México, menciona que el virrey don Antonio de Mendoza fue el que dio la iniciativa de que se creara una universidad donde se impartieran todas las ciencias para que los hijos de los españoles fuesen industriados en las cosas de nuestra santa fe católica y en las demás facultades y señalo a maestros que impartieran lasciencias más estimadas, animándolos para que tuvieran la esperanza de crear una universidad con todas sus cátedras. Más tarde Felipe II quien ordeno la fundación de la universidad de México dotándolas con mil pesos de oro de minas en cada año además de las estancias donadas por don Antonio de Mendoza más tarde Felipe II ya rey confirmo en 1555 la fundación de la universidad quien más adelante le dioel título de pontificia. La universidad estaba conformada. La autoridad máxima de la universidad conforme a la usanza de las universidades europeas integrado por el maestrescuela y los catedráticos más tarde por orden de Felipe se incorporaron los oidores Antonio Rodríguez de Quezada y don Gómez de Santillana el claustro de dividía en mayor y menor. El rector era la máxima autoridad es el que seencargaba de supervisar las labores docentes, en caso amonestaba y juzgaba a maestros y alumnos que no cumplían con sus deberes. También veremos cómo era la vida universitaria y los colegios universitarios que había.

DESARROLLO DEL ESQUEMA

VII. LA REAL Y PONTIFICIA UNIVERSIDAD DE MÉXICO

1. Antecedentes y fundación de la Universidad.-2. Organización y gobierno.-3. Profesorado ycátedras.4. Método de enseñanza.5. Influencia. 6. El Colegio de Santa María de Todos Santos

1. Antecedentes y fundación de la Universidad. Sólo treinta años habían transcurrido desde la fundación de las primeras escuelas en la Nueva España, y ya se percibía en los círculos cultivados de estas latitudes la inquietud por crear en América la institución de más alto rango académico que existía en Europa:la Universidad. Los antecedentes que favorecieron la creación de ella y las gestiones que en ultramar para propósito tal tuvieron efecto, encarnan en la figura del infatigable virrey don Antonio de Mendoza. Este había ya fundado, según hemos visto, diversos institutos de enseñanza, entre los cuales destacó el Colegio de Tlaltelolco. “Mas no contento con eso, a instancias de la Ciudad, que pedía sefundase en ella una Universidad de todas las ciencias, donde los naturales y los hijos de los españoles fuesen industriados en las cosas de nuestra santa fe católica y en las demás `facultades', señaló desde luego maestros que diesen lecciones de las ciencias más estimadas entonces, animándolos con la esperanza de que se había de crear una Universidad con todas sus cátedras y cediendo, paraprincipio de la fundación, unas estancias de ganado, que eran de su propiedad particular. “Considerando el Virrey que aquel principio no podía llegar a perfeccionarse sin la autorización y auxilio del soberano, acudió a él en unión de la ciudad, prelados y religiosos, pidiendo la creación formal de la Universidad, con la dotación correspondiente. Halló buena acogida la petición, como sucedía siemprecon todas las que tenían por objeto el bien y engrandecimiento de las provincias conquistadas; y aunque el favorable despacho no se verificó sino después que don Antonio de Mendoza había dejado en 1550 el gobierno de la Nueva España para ir a tomar el del Perú, a él corresponde la gloria del principio de la ejecución. “A su sucesor don Luis de Velasco, de memoria no menos grata, cupo lasatisfacción de dar cima al feliz pensamiento. En efecto, el emperador Carlos V, por cédulas despachadas en Toro a 21 de septiembre de 1551, y firmadas por el príncipe que después fue Felipe II, ordenó la fundación de la Universidad de México, dotándola con mil pesos de oro de minas en cada año, además de lo que producían las estancias donadas por don Antonio de Mendoza (que no sabemos cuánto era) y...
tracking img