La realidad de mi practica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 81 (20085 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fernando J. García Selgas (1999) “Análisis del sentido de la acción: el trasfondo de la intencionalidad.” En Juan Manuel Delgado y Juan Gutiérrez, (Coords.) Métodos y Técnicas Cualitativas de Investigación en Ciencias Sociales. Ed. Síntesis psicología, Madrid, España, pp. 493 a 527

CAPÍTULO 19

ANÁLISIS DEL SENTIDO DE LA ACCIÓN:

EL TRASFONDO DE LA INTENCIONALIDAD

Fernando J. GarcíaSelgas

En el fundamento de la creencia bien fundamentada yace la creencia no fundamentada (253).
Es decir, el que en la práctica no se pongan en duda ciertas cosas pertenece a la lógica de nuestras investigaciones científicas (342).
Pero no se trata de que no podamos investigarlo todo y que, por lomismo, nos debamos conformar forzosamente con la suposición. Si quiero que la puerta se abra, los goznes deben mantenerse firmes (343) (Wittgenstein, 1988).

19.1 Comprender la acción: sentido e intencionalidad1

Para comprender y explicar una acción, que en realidad es siempre parte de una corriente de acciones materiales y discursivas, hay que tener un mínimo conocimiento de los goznes sobre losque gira la configuración de su sentido, esto es, hay que atender a las condiciones que posibilitan su configuración característica y que los/as2 agentes dan por establecidas y asumidas. Es evidente que las investigaciones que se realicen para producir ese conocimiento girarán a su vez sobre otros goznes o creencias epistemológicas, ontológicas y sociológicas, también necesitados de un análisiscrítico y un asentamiento. En eso estamos: queremos vislumbrar los elementos necesarios que sirvan como goznes de una puerta que nos conduzca a una mejor comprensión de (el sentido de) las acciones. La reflexividad, en su movimiento perpetuo, también debería alcanzar a los goznes sobre los que gira esta propuesta.
Vamos a partir de una síntesis metodológica clásica. M. Weber nos recuerda queuna acción es aquella conducta a la que el agente imputa un significado o sentido subjetivo. La intención del agente, la incardinación del movimiento corporal en un cierto orden de deseo y de sentido, es lo que convierte una conducta, o su ausencia, en una acción. Según Weber3, independientemente de si nos ayudamos de estudios estadísticos, de “tipos ideales”, o de análisis cualitativos, la acciónqueda comprendida y a veces explicada cuando captamos el sentido pretendido por el agente (la intención) y lo situamos en el complejo contexto de significado práctico en que se desarrolla. Intencionalidad y contexto. Así el objeto de conocimiento es para Weber4 “el subjetivo complejo-de-significado de la acción”, esto es, el marco de sentido de la acción tal como es vivido por los sujetos, esdecir relativo a los sujetos, es decir subjetivo. El marco de sentido vivenciado (subjetivado y subjetivante) es lo que nos permitiría realizar y comprender la acción.
Para proseguir nuestro camino voy a hacer una serie de aclaraciones que señalan e inician ya los pasos siguientes y ponen límites generales a la propuesta. Espero que esas aclaraciones nos permitan empezar a ver que para hablarde la intención o significación pretendida y referida a la conducta de otros, que según Weber caracterizaría a la acción social, hay que dar por supuestos un entramado de intencionalidad (individual y colectiva), unas prácticas socio-históricas y unos agentes que los constituyen al ser por ellos constituidos. Estos serían los supuestos ontológicos del sentido de la acción y los goznes que han deser revisados para asentar su comprensión y explicación científicas. Veamos las aclaraciones.

a) Al hablar del sentido de una acción me refiero tanto a una entidad semántica (sentido = significado, carácter simbólico, capacidad de representación), como a una entidad de la geometría del deseo (sentido = orientación, dirección de marcha, relación a un fin apuntado, etc.). Con ello es...
tracking img