La relación entre intervención estatal y comportamiento empresario. schumoeter y kalecki

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 47 (11748 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La relación entre intervención estatal y comportamiento empresario. Herramientas conceptuales para pensar las restricciones al desarrollo en el caso argentino1
Por Ana Castellani2

Palabras clave: desarrollo, intervención estatal, ámbitos privilegiados de acumulación Sin lugar a dudas, uno de los temas que más debate ha generado en el seno de las Ciencias Sociales a lo largo de la segundamitad del siglo XX ha sido el del desarrollo económico3. La preocupación por identificar las razones que explican el atraso relativo de ciertas naciones con respecto a otras y, especialmente, la necesidad de encontrar formas concretas de acción que favorezcan el desarrollo, originó una interesante discusión entre intelectuales de diverso origen disciplinario en torno al rol que debía cumplir laintervención económica estatal en este tipo de procesos. A grandes rasgos, se pueden identificar tres tipos de respuestas que han tenido una considerable difusión en el ámbito latinoamericano: aquellas que reconocen que el subdesarrollo es un fenómeno estructural condicionado por la propia dinámica histórica del sistema capitalista, y que ante esta situación, el principal agente que puede impulsar elproceso de “despegue” es el Estado (postura que sostiene una vertiente de la Teoría del Desarrollo y gran parte de los representantes del estructuralismo latinoamericano)4; aquellas que, por el contrario, suponen que el exceso de intervención estatal es el que genera distorsiones severas en el funcionamiento económico que impiden alcanzar el desarrollo (para ser estrictos con este paradigma, elcrecimiento), ya que obtura los

Ponencia presentada durante las I Jornadas de Estudios Sociales de la Economía co-organizadas por el CESE del IDAES y el NUCeC del Museu Nacional de la UFRJ, julio de 2006. 2 Ana Castellani es licenciada y profesora en Sociología (UBA); magíster en Sociología Económica (IDAES-UNSAM); doctora en Ciencias Sociales (FCS-UBA); docente de la UBA y de UNSAM, einvestigadora CONICET. 3 Este término presenta diversos alcances y significados según la corriente teórica y el período histórico del que se trate. Excepto que se aclare lo contrario, en este trabajo se considera la definición más amplia de desarrollo económico, es decir aquella que lo define como el proceso por el cual se genera el crecimiento sostenido de las fuerzas productivas, ampliando la capacidadtecnológica y productiva instalada en una economía nacional en su conjunto y, por tanto, mejorando los niveles de vida de la población. 4 En este grupo de trabajos se puede consultar las obras de Hirschman (1958), Myrdal (1957), Gerschenkron, (1962). CEPAL (1951), Prebissch (1962), Pinto (1970), Furtado (1966 y 1983), Cardoso,y Faletto (1969), Sunkel y Paz (1982), entre otras.

1

1

mecanismoselementales del mercado (neoclásicos/neoliberales/neoutilitaristas)5; y finalmente, aquellas que depositan en la calidad de la intervención estatal y en los marcos institucionales existentes, las causas del subdesarrollo y su persistencia (neoinstitucionalistas)6. En efecto, durante las décadas de 1950 y 1960, en pleno auge de las ideas económicas keynesianas, la mayoría de los intelectualespreocupados por estas cuestiones consideraba que el Estado era un actor indispensable para fomentar el cambio estructural porque era el único en condiciones de acelerar el proceso de industrialización, modernizar la producción primaria y suministrar la infraestructura indispensable para sostener la expansión económica. En esta apreciación coincidieron tanto los economistas desarrollistas como lospensadores representativos del estructuralismo latinoamericano. Por el contrario, desde mediados de los años ‘70 cobró fuerza una mirada completamente opuesta del rol que debía jugar el Estado en la actividad económica en la cual este actor comenzó a visualizarse más como un obstáculo que como un agente impulsor del desarrollo. Lo llamativo de esta mirada sostenida por los economistas ortodoxos es...
tracking img