La religión en la constitución española

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1626 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Desde que se promulgó el primer texto constitucional en nuestro país, la Constitución de Bayona en 1808, hasta la actualidad se han elaborado 11 textos constitucionales de los cuales solamente 9 pueden considerarse realmente Constituciones y de ellos nada más 7 fueron promulgadas y estuvieron vigentes durante algún período de tiempo.
A continuación vamos a proceder a un breve estudio sobre laevolución de las constituciones en España en relación a los artículos referidos a la religión, las libertades religiosas y su relación con el estado.

CONSTITUCIÓN DE 1812
Puede decirse que esta Constitución era técnicamente perfecta para una comunidad de ciudadanos preparados, económica y culturalmente, para el ejercicio de su ciudadanía; pero resultaba evidentemente inadecuada a lascondiciones reales del pueblo español a comienzos del siglo XIX. Se ve un claro divorcio entre una clase media intelectual que ignora a su pueblo que no está habituado a la ciudadanía, que carece de respeto y de confianza en su clase intelectual.
Artículo 12. La religión de la Nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana, única verdadera. La Nación la protege por leyes sabias yjustas y prohíbe el ejercicio de cualquiera otra.

CONSTITUCIÓN DE 1837
Una de las características más importantes de esta Constitución es su neto sentido progresista, aunque quizá sea menos avanzada que la de 1812, el hecho de establecer un Senado es un fiel reflejo de la importancia conservada por la nobleza. Es destacable el artículo 2 que dice que todos los españoles pueden imprimir ypublicar libremente sus ideas sin previa censura, con sujeción a las leyes.
Artículo 11. La Nación se obliga a mantener el culto y los ministros de la religión católica que profesan los españoles.

CONSTITUCIÓN DE 1845
La constitución de 1845 es una verdadera reforma del texto de 1837. Conserva su misma estructura interna, dividida en trece títulos, y la mayor parte de los 77 artículos de 1837se refunden íntegros en los 80 de la nueva Constitución, sin embargo tiene un perfil muy conservador debido a las rectificaciones de gran alcance político que introduce.
Artículo 11. La Religión de la Nación española es la Católica, Apostólica Romana. El Estado se obliga a mantener el culto y sus ministros.

CONSTITUCIÓN DE 1869
Esta Constitución, obra de unas Cortes constituyentes, es elreflejo de las ideas del liberalismo democrático y el balance positivo de la revolución. Supone además la aportación de un formidable aliento ético del que carecía el Estado español, centralizador y doctrinario, creado por los moderados.
Artículo 21 La nación se obliga a mantener el culto y los ministros de la religión católica. El ejercicio público o privado de cualquier otro culto quedagarantizado a todos los extranjeros residentes en España, sin más limitaciones que las reglas universales de la moral y del derecho. Si algunos españoles profesaren otra religión que la católica, es aplicable a los mismos todo lo dispuesto en el párrafo anterior.

CONSTITUCIÓN DE 1876
Esta Constitución fue fruto de un inteligente esfuerzo encaminado a hallar una plataforma lo más amplia posible en laque tuvieran cabida las principales tendencias políticas. Se trataba de evitar en lo sucesivo que cada partido pretendiese implantar su propia Constitución tan pronto llegase al poder. Formalmente es muy parecida a la de 1869 y en cuanto a su espíritu, es un resultado de la conjunción moderada de 1845 y la liberal-progresista de 1869. Vista en su conjunto es un punto medio entre tendenciasprogresistas y moderadas.
Artículo 11. La religión Católica, Apostólica, Romana, es la del Estado. La Nación se obliga a mantener el culto y sus ministros. Nadie será molestado en territorio español por sus opiniones religiosas, ni por el ejercicio de su respectivo culto, salvo el respeto debido a la moral cristiana. No se permitirán, sin embargo, otras ceremonias ni manifestaciones públicas que las...
tracking img