La religiosidad en las protagonistas femeninas de valera y caballero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7422 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA RELIGIOSIDAD DE LAS PROTAGONISTAS FEMENINAS EN
PEPITA JIMÉNEZ, JUANITA LA LARGA Y DOÑA LUZ

LITERATURA Y SOCIEDAD EN ESPAÑA
ÍNDICE
1.- INTRODUCCIÓN
2.-PEPITA JIMÉNEZ
3.-JUANITA LA LARGA
4.-DOÑA LUZ
5.-CONCLUSIONES

1.-INTRODUCCIÓN
Valera, el escritor mas urbano de su tiempo como lo llamo Azaña, no solo sintió la tentación de escribir la novela burguesa de Madridsino que se alejo deliberadamente de su escenario hacia una Andalucía estilizada y oblicua casi mas inventada que vista; desoyó las intenciones mas inequívoca de la novela que se escribía a su alrededor, por supuesto, el idilio moralizante de Fernán Caballero y el moralismo postromántico de Alarcón, pero también todo futuro literario abierto por las primeras obras de Pereda y de Galdós. Valera nodudaba en estrenarse como novelista tirando por los cerros de la mística.
La mente del autor, elige la razón sobre todas las cosas pero ello no le impide por ejemplo armonizarlo con la fe y la religión. Se trata del liberalismo filosófico de Valera.
Valera se muestra partidario de la tolerancia religiosa. Piensa que si la fe y la ciencia son incompatibles, sería un desconsuelo para la especiehumana. Quiere armonizar la fe con el progreso.

Nos habla Valera de las esferas concéntricas pero a la vez independientes que son la religión, la ciencia, el arte, la moral y el derecho. Aunque podrían enfocarse como circunferencias tangentes porque todas influyen en todas pero hay que evitar el que sean secantes, porque sería avasallar la independencia sagrada de la libertad e individualidad decada una de ellas. La idea de Valera es que el legítimo liberalismo no es más que la doctrina del evangelio aplicada a la política.

Los personajes de Valera son seres sencillos y en cierto modo ingenuos. Por ello no es extraño que la manifestación de su religiosidad popular se tiña de un velo de amabilidad. Lejos del peso opresivo q la religión representa en las obras de muchos escritores yartistas del último tercio del s. XIX y primero del XX, Juan Valera incorpora lo religioso al transcurrir cotidiano, caracterizado por una total naturalidad.

Las mujeres de Valera demuestran un carácter particular: ellas son inteligentes, prudentes, industriosas, perspicaces. En general no son nunca víctimas de las circunstancias aunque como Pepita y Juanita provienen de modestos si no dudososantecedentes. En efecto, la hermosura no es su único mérito sino un atributo más de su completa personalidad. Las mujeres de Valera no son débiles flores que se desmayan al primer contratiempo sino personas totalmente conscientes de sus necesidades físicas y emotivas.

2.-PEPITA JIMÉNEZ
Dos rasgos marcan el carácter de Pepita: uno es la inteligencia discreta y apropiada para una mujer (aunqueValera la llame de otra forma) y otro la religiosidad; empecemos comentando el primero, que forma parte de su carácter y de la actitud que, según don Juan, debían tener las féminas.
La inteligencia se le reconoce desde el principio, pero como es una mujer no se le llama inteligencia sino que se sustituye por “despejo natural” y así dice:
“es de gran despejo natural”
Además se comportacomo una mujer bien educada frente al sacerdote en ciernes y da la impresión de tener una instrucción, que como hemos dicho anteriormente, es imposible que tuviese por la estrechez en la que vivió hasta su matrimonio. Parece como si realmente hubiese tenido esa formación teórica que consideraba Valera que era fundamental para la mujer; nada más conocerla y antes de desencadenarse el enamoramiento,Pepita se muestra así a los ojos de Luis:

“no se puede negar que la Pepita Jiménez es discreta: ninguna broma tonta, ninguna pregunta impertinente sobre mi vocación [...] Habló conmigo de las cosas del lugar, de la labranza, de la última cosecha de vino y de aceite y del modo de mejorar la elaboración del vino; todo ello con modestia y naturalidad, sin mostrar deseo de pasar por...
tracking img