La responsabilidad por el otro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1200 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL DORADO
O LA
RESPONSABILIDAD POR EL OTRO

El hombre en su andar por esta tierra de gracia, en aquellos tiempos en que por primera vez sus pies pisaron lo que ellos más adelante llamaron el “nuevo mundo”, claro que para ellos, los recién llegados. En su encuentro cultural con los nativos y nos referimos a las asombrosas personas que ya habitaban estas tierras, para nada se tomó en cuenta laalteridad del ser maravilloso que los recibió, con agua fresca, frutas y alimentos.
Un ejemplo claro de escasa alteridad, de poco reconocimiento y entendimiento hacia otras personas o culturas fue todo el proceso de colonización en ABYA YALA por parte de los europeos. En ese proceso en el que dos culturas diferentes se encuentran, una se impone sobre la otra, sin tratar de entender sus creenciaso formas de vida. Sólo por ser la cultura de esas buenas personas que luego llamaron indígenas, por manejar creencias y comportamientos diferentes a la europea, ésta última, la cultura dominante, ve a la otra como algo que debe ser transformado.
La gran falla de los que se erigieron en descubridores fue no reconocer al otro ser humano en ese encuentro.
Al poco tiempo de haber llegado, visto yvencido, se plantearon buscar el botín, el lugar ya con nombre sonoro andaba de boca en boca, muchos nativos murieron bajo tortura sin responder lo que no entendían.
Así, la búsqueda del “Dorado” se convirtió en la mayor empresa del conquistador, éste se internó en la selva de vida pero también de muerte.
Después de muchos días de caminos accidentados y de navegación por ríos y caños, en loprofundo de la selva Amazónica, en las cabeceras del rio Orinoco, bajo una pertinaz lluvia que los retrasaba en su empresa, en plena selva, asediados por animales salvajes, que para aquellos hombres llegados desde lejos, era la primera vez que sus ojos veían semejantes criaturas.
Por su lado, en completa armonía con la naturaleza, los Yanomamis ya los acompañaban durante una semana sin que aquellosse percataran de su presencia, mimetizados con el follaje de la selva observaron todos sus movimientos cotidianos, su orden jerárquico, sus armas, su forma de hablar, de comunicarse entre si y su mal trato con la naturaleza. Pero, esto sólo preestablecía imágenes en las mentes de esas personas de la selva que son los Yanomamis, teniendo en cuenta sólo su visión de las cosas y comparaban con losparámetros que constituían sus propias vidas y desarrollo. En esta medida se estaban creando imágenes propias de esas extrañas personas venidas desde lejos, sesgadas sólo por conocimientos propios sin tener en cuenta el desarrollo del otro.
Es por eso, que en la mente de esas buenas personas surge la idea de ver a los extraños no desde una perspectiva propia, sino teniendo en cuenta creencias yconocimientos propios del otro. Para esto hay que tener un mayor acercamiento, diálogo y entendimiento con ellos, ya que esto permitiría conocerlos con mayor certeza y en esta medida entenderlos mejor.
Fue así que estas buenas personas, sabiendo que los extraños, por el rumbo que iban, llegarían en un par de días a los predios, allí los recibirían, dándose así la oportunidad de conocerlos.
Sorteadoslos peligros naturales y en medio de un tremendo aguacero llegaron a un claro de la selva divisando en el centro una estructura de madera y palma, techo de media agua, pero inmensa que hacia imaginar el tamaño gigante de sus habitantes, se trataba de un Shabono, vivienda colectiva de los Yanomami. Estos, como ya se dijo, hacia varios días que estudiaban sus pasos, es por eso que atendieron sindemora a uno de ellos que había sido mordido por una serpiente, todo esto ante el asombro de los recién llegados.
Les prepararon un recibimiento amigable, pues los estaban esperando, lo que nuevamente y de forma equivoca los visitantes una vez pasados unos días y recobradas las fuerzas, volvieron sobre su objetivo, sometieron a los anfitriones obligándoles a confesar la ubicación del dorado.
No...
tracking img