La revolución mental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1069 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 21 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La revolución mental

Uno de los más importantes acontecimientos de la Sociedad Fluctuante fue la reforma político-jurídica de 1833. Al estudiar este breve periodo (sólo duró 11 meses) de la administración de don Valentín Gómez Farías, nuestra atención se dirigía principalmente a la cuestión educativa. Ello no implica su exclusión del proceso político; simplemente se trata de unapreponderancia. Pues además de las estrechas relaciones, dentro de objetivos políticos, persiguiendo metas de esta naturaleza.

Don Valentín Gómez Farías fue uno de los congresistas que intervinieron activamente en la Constitución de 1824. Ahora, en 1833, ocupaba la vicepresidencia de la República y, por ausencia temporal de Santa Anna, se encontraba en ejercicio del Poder Ejecutivo. Con GómezFarías tuvo lugar una reforma radical legislativa.

Esta reforma liberal se inspiraba en el pensamiento avanzado y vigoroso del doctor Mora. Una de sus ideas era que todos los fracasos de México se debían, en gran parte, a la incapacidad de los mexicanos para tomar conciencia de la nacionalidad. Este ideal había unificado y orientado en sus grandes empresas a los pueblos que al principiar elsiglo XIX habían iniciado su expansión por el mundo como representantes de la civilización y el progreso de la humanidad. Los pueblos herederos de España no tenían otra concepción de la sociedad que la apoyada en los viejos intereses de cuerpo. No se pertenecía a una nación, sino a un determinado cuerpo o grupo social. Y eran los intereses de este cuerpo o grupo social los que importaba defender, auna costa del sacrificio del conjunto de grupos sociales que en su totalidad podrían constituir una nación. En México, los cuerpos predominantes eran los del clero y la milicia. A los intereses de éstos se sacrificaba todo interés que pudiese trascenderlos. Es el espíritu de cuerpo difundido por todas las clases de la sociedad -dice-, el que debilita notablemente o destruye el espíritu nacional. Eraésta una herencia española, en ella se habían educado por siglos los mexicanos. Ya en el estado civil de la antigua España -sigue diciendo- había una tendencia marcada a crear corporaciones, a acumular sobre ellas privilegios y exenciones de fuero común. Era en función de estos privilegios que españoles y mexicanos actuaban. Para ellos carecía de valor cualquier otra entidad que fuese más allá delos mismos. Hablar a estos hombres de los intereses nacionales, habría sido hablarles en hebreo.

Teniendo como base esta mentalidad, cualquier intento de transformación política o social tendría necesariamente que fracasar. Nunca México podría incorporarse al campo de las nacientes nacionalidades adoptando sus instituciones democráticas y liberales, porque lo impedirían esos hábitos ycostumbres heredados. Sólo al despotismo como expresión de los intereses de los cuerpos podría aspirar el mexicano como forma de gobierno. El espíritu de cuerpo destruye el espíritu público. De aquí la necesidad de una nueva independencia, de una nueva emancipación, pues no basta la política. Es menester liberarse de ese espíritu que inmoviliza a México en el pasado y le impide incorporarse alprogreso. El ideal de los liberales mexicanos será la formación de un grupo social capaz de ver más allá de los intereses de determinados cuerpos o grupos sociales. Un grupo social que, a semejanza de otros países, haga de sus intereses los intereses de la nación.

El objetivo central de esta revolución ideológica del liberalismo es modernizar a México. Esto significa dotar a sus nacionales de uninstrumental ideológico que permitiese, por un lado, el establecimiento de instituciones políticas liberales, y por el otro, de un instrumental material que permitiese la industrialización. Como exponente de estos puntos de vista, Mora es un precursor del positivismo mexicano, considerado en un momento culminante. El primer paso que ha de darse, en opinión de Mora, es orientar la educación por...
tracking img