La revolución mexicana como proceso reivindicador y de construcción nacional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 38 (9392 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Revolución Mexicana como proceso reivindicador y de construcción nacional

Trascendencia de la Revolución Mexicana en el tiempo

La visión que tenemos de nuestro pasado está siempre supeditada por el presente. Collingwood plantea que no podemos entender correctamente una proposición historiográfica a menos que entendamos la pregunta que la origina, el contexto. En este mismo sentido,Francois Xavier Guerra dice que“siempre nos ha pasado eso a los historiadores y más a los historiadores de historia contemporánea. Nos interesamos por el pasado a partir de los problemas que nos plantea el presente. No digo que vamos a trasponer lo que sucede ahora al pasado, sería un anacronismo. Pero es evidente que los problemas del presente nos llevan a estudiar los determinados temas del pasadoo a estudiarlos de manera que puedan explicar lo que nos preocupa o intriga en esta época.”

El presente marca pautas y condiciona la mirada que, en este caso, tenemos de la Revolución Mexicana. Un acontecimiento acaecido hace casi 100 años. Desde luego, las circunstancias, las preocupaciones, los temas y las interpretaciones de hoy son diferentes de lo que fueron cuando la Revolución era algovivo y el régimen surgido de ella parecía no tener fin; cuando el Estado aún necesitaba a la Revolución como sustento legitimador. Desde hace algún tiempo, la impronta de ese gran fenómeno histórico ha venido menguando en la sociedad mexicana: el día de hoy la Revolución Mexicana es ya un hecho histórico, ya no afecta de la misma forma -como hasta hace pocos años- la vida cotidiana de lacolectividad; perdió vigencia y es claro que la actualidad mexicana es notablemente diferente al contexto que existía cuando se desarrolló su proyecto.

Este proceso de ruptura con los valores ideológicos de la Revolución y con su herencia social, jurídica e institucional se había venido dando, con altibajos, desde el sexenio de Miguel Alemán Velasco, pero es a partir del sexenio de Miguel de la Madridcuando se da el gran rompimiento. Carlos Salinas prácticamente se olvidó de la Revolución Mexicana y recurrió al liberalismo mexicano del siglo XIX. Su lema fue el “liberalismo social”. Ernesto Zedillo tampoco invocó a la Revolución y recurrió al lema de “desarrollo con rostro humano” para justificar sus políticas. La ruptura se culmina con la toma del poder por parte de la oposición conservadoradel Partido Acción Nacional con Vicente Fox como presidente de la República, quien por su parte, reivindica (tibiamente) a Madero como apóstol de la democracia política; niega en consecuencia, aunque no de manera abierta, la parte social de la ideología de la Revolución. De esta forma, da la impresión, en la actualidad, de que estamos arribando a la muerte formal de la Revolución; al abandono delas grandes promesas y, con éste, a las viejas esperanzas de recibir justicia. Muerto el símbolo ya no se requiere mantener el mito y el gobierno panista puede deshacerse de cargas ideológicas molestas. Por el contrario, mediante un bombardeo propagandístico, se afirma que estamos en un punto muy avanzado en el proceso hacia una transformación que nos conducirá a una democracia consolidada, y quede la mano del libre mercado, nos está llevando por el camino correcto: el camino del crecimiento y del desarrollo.

A pesar de que en la actualidad el Estado ya no acuda a la Revolución como su justificación última y fuente de legitimidad, ésta “es la más grande herencia de valor social participativo con la que cuenta el país” , sigue teniendo una fuerza simbólica de gran peso en elinconsciente colectivo de la población y su actualidad es innegable dentro de la identidad mexicana. Enrique Semo señala que la Revolución “ha desaparecido del discurso político, pero aún vive en el pueblo, pues cada vez que este último quiere cambiar su realidad, recurre a aquellos personajes que protagonizaron la lucha armada de 1910, como ocurre hoy con el movimiento zapatista”. Por su parte, el gran...
tracking img