La sala capitular del monasterio de san salvador de oña. patronato de los reyes de castilla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3515 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Este estudio surgió a partir de una investigación relacionada con el patronato de los Fernández de Velasco, patronato ejercido sobre el monasterio de Oña – de forma efectiva- por el I conde de Haro cuando, en el siglo XV, la comunidad monástica se puso en encomienda bajo la protección de este señor. No obstante, conviene recordar que el monasterio de Oña era de patronato real al haber sido unafundación de la familia condal castellana. Este patronato fue ejercido con mayor o menor interés en diferentes momentos por distintos reyes incluyendo al navarro Sancho El Mayor.

A través de documentación diversa podemos vislumbrar algo de lo que fue este pequeño recinto del que -en la actualidad- poco nos ha llegado aunque se ha conservado la estructura arquitectónica incluyendo un elemento denotable importancia como es la bóveda con que se cubre este espacio.

Por una protesta del condestable Pedro Fernández de Velasco y Tovar efectuada en 1542 sabemos que hubo sepulturas de la familia Velasco en lugares diversos del monasterio aunque el lugar preferente acabó siendo la capilla de San Miguel o Capítulo1. Este detalle también se deduce de otros documentos sobre enterramientos de laparentela en los comienzos del siglo XIII.

Como vamos a ver a continuación, lo más probable es que la mencionada sala capitular no estuviese aún terminada si es que se había comenzado a construir cuando Doña Maria Diaz y Doña Mayor Diaz hijas de D Diego Diaz de Velasco y de Doña Anderquina y Sus primos Diego Lopez y Elvira Lopez, hijos de Lope de Velasco, diero[n] el Patronato de Santa Olalla;porq[ue] se auian de enterrar en Oña2. Si revisamos el primer documento citado podremos comprobar que el dicho señor Condestable se temía que con algunos nuevos edificios al abad y monjes de la casa y monasterio le perturbarían su posesión de enterramientos y la memoria de los dichos señores de su casa cubriéndolos o derribándolos de las partes y lugares donde estaban (...); en este mismo documentose indica que a la puerta por donde entran las mugeres a la iglesia un escudito de piedra a quarteles blanco esculpidos en él los dichos beros está más abajo en una capilla hornazina entrando a la capilla de ntra. Señora en una clabe un escudo quartelado con los dichos beros azules y blancos y quarteles amarillos de oro3. Esta noticia nos advierte que los Díaz de Velasco a los que se refiereArgáiz debieron de estar enterrados en otro lugar del monasterio y no en el Capítulo4.

El mismo documento, entre otras noticias importantes, nos ofrece una cierta descripción de la capilla del Capítulo mencionando un retablo del que en la actualidad no queda ningún resto. En cualquier caso, el retablo del que tenemos noticia no debió de ser el mismo que tuvo originalmente la capilla. Según lasnoticias del P. Barreda, el monasterio fue saqueado por las tropas del Príncipe Negro cuando vinieron en ayuda de Pedro El Cruel frente a su hermano bastardo Enrique de Trastámara; el benedictino especifica que además del arca de oro y piedras preciosas que contenía reliquias, donada por Sancho El Mayor, los ingleses se llevaron tres retablos de chapa: el Mayor, el de Nuestra Señora y el de San Miguel,con las efigies de todos tres que eran de plata maciza vaciada5. Estos sucesos tuvieron lugar en la segunda mitad del siglo XIV, por tanto el retablo que se menciona en el documento del siglo XVI debería ser posterior aunque también es posible que los tres retablos mencionados estuviesen en la iglesia ya que se señalan varios titulares además del Salvador; los siguientes en categoría eran NuestraSeñora y San Miguel6. Podrían haber sido, el retablo mayor, central, y dos colaterales; no obstante, tampoco puede descartarse totalmente la posibilidad de que se esté refiriendo a los retablos que estaban en las capillas correspondientes: la de Nuestra Señora, que edificó Sancho IV, y la de San Miguel o Sala Capitular. En 1771 Fray Íñigo de Barreda explicaba que el capítulo bajo no tiene...
tracking img