La santidad de jc ryle (incompleto)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 342 (85294 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción
En los veinte ensayos que componen este volumen está mi humilde contribución a una causa que está provocando mucho interés en estos días – Me refiero a la causa de la santidad bíblica. Es una causa que cualquiera que ama a Cristo, y desea anticipar Su reino en este mundo, debe enfrentar para adelantar.   Todos pueden hacer algo y deseo agregar mi cuota.
El lector encontrará pocoque sea directamente controversial en estos escritos.  Me he abstenido cuidadosamente de  usar citas de  maestros o libros modernos. He sido impelido a entregar el resultado de mi propio estudio de la Biblia, mis meditaciones personales, mis propias oraciones para obtener entendimiento y mis lecturas de  los viejos textos sagrados. Si en algo estuviese equivocado, espero saberlo antes de abandonareste mundo.  Todos vemos en parte y tenemos un tesoro en los veleros terrenales.  Confío, estoy deseoso de aprender.
Por muchos años, he tenido una profunda convicción de que, en este país,  la santidad práctica y la total consagración a Dios no son suficientemente consideradas por los cristianos modernos.  La política, o la controversia, o los espíritus divididos, o la mundanería, han consumidoen muchos de nosotros la piedad activa del corazón.  El tema de la santidad personal ha caído tristemente al patio trasero. En muchos barrios el estándar de vida se ha vuelto dolorosamente bajo. La inmensa importancia de “de acicalar la doctrina de Dios nuestro Salvador” (Tito 2:10), para hacerla adorable y hermosa según  nuestros hábitos diarios y temperamentos ha ido demasiado lejos.  Laspersonas del mundo a veces se quejan con razón de que las personas “religiosas”, así llamadas, no son tan afables, ni generosas y de buena naturaleza comparados con otros que no profesan religión alguna.  Con todo y eso la santificación, en su lugar y proporción, es tan importante como la justificación. La reconocida doctrina protestante o evangélica es inútil si no está acompañada por una vida desantidad.  Es peor y por lo tanto inútil,  provoca daño.  Es tenida a menos por  hombres del mundo de mirada acuciosa y perspicaz, que la ven como irreal y hueca, y la cuestionan con desdén.  Es mi firme impresión que nosotros necesitamos una renovación amplia de la Santidad bíblica y estoy muy agradecido porque la atención va hacia esa dirección.
Es, sin embargo, de gran importancia que todo el temasea puesto en las fundaciones correctas, y que el movimiento alrededor de ella no sea dañado por declaraciones crudas, desproporcionadas y unilaterales.   Si tales declaraciones abundan,  no debemos sorprendernos.   Satanás conoce muy bien el poder la verdadera santidad, y el inmenso daño que una atención incrementada hacia ella puede causarle  a su reino.  Es su interés, por lo tanto, promover lacontienda y controversia acerca de esta parte de la verdad de Dios.  A medida que el tiempo pasa, él ha tenido éxito en mistificar y confundir la mente de los hombres sobre la justificación, así es que él trabaja ahora para dar  a los hombres “consejos oscuros con palabras sin conocimiento” acerca de la santificación.  Ojalá Dios lo reprenda!  No puedo abandonar la esperanza que lo bueno brotaráde lo maldad, que las discusiones despertarán la verdad, y que la variedad de opiniones nos llevará a buscar más en las Escrituras, a orar más y a llegar a ser más diligentes en tratar de encontrar lo que es “el entendimiento/intención del Espíritu”.
Ahora lo siento como un deber, en despachar este volumen para ofrecer unas pocas señales introductorias a aquellos cuya atención está especialmentedirigida al tema de la santificación en nuestros tiempos.  Sé que haciéndolo, pareceré presuntuoso, y posiblemente ofensivo, pero hay que arriesgarse cuando se trata de los intereses de la verdad de Dios.   Pondré mis sugerencias en la forma de pregunta, y pediré a mis lectores las tomen como “Precauciones en los tiempos presentes en el tema de la santidad”.
(1) Pregunto, en primer lugar, si es...
tracking img