La sociedad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (400 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La divina proporción de Alí Chumacero
Adolfo Castañón

Todas las situaciones, por sórdidas que sean; todos los personajes,
por deleznables que parezcan, son dignos de aparecer en la poesía.
Paramí los temas del ladrón, del rufián, del asesino
son absolutamente legítimos.
Más aun, el amor prohibido, el amor contra natura,
no es tema vedado a la escritura.
En esto un poeta es como unmédico: no elige según criterios morales,
no descarta, no pregunta: sólo mira el mal y lo alivia.
Lo mismo hace un poeta: las situaciones,
los hechos, simplemente los toma.
Alí Chumacero (1980) aCristina Pacheco en Al pie de la letra (2001)

I

“La víspera de la festividad de San Pedro y San Pablo de 1937, [28 de junio] –como recuerda Vicente Quirarte (*1)– Alí Chumacero, proveniente deGuadalajara, de cuya universidad había sido expulsado por actividades políticas, se instala en la Ciudad de México, en la calle de Costa Rica 118-6. Allí escribe algunos poemas de su primer libro ydesarrolla la poética lopezvelardeana del hombre solo que, entre los límites de su habitación provisional –que no hay otras–, descubre la soledad, el desamor, se descubre a sí mismo. Sobre todo en los poemasde Palabras en reposo (1956), Chumacero hará los retratos del viudo, el suicida y el hijo natural, abandonados que intentan contraer inútiles nupcias con la ciudad caída”. Tres años después, enenero-febrero de 1940, publicaría, en el número 1 de la revista Tierra Nueva, (cuyos responsables fueron Jorge González Durán, José Luis Martínez, Alí Chumacero y Leopoldo Zea, y uno de cuyos sellosdistintivos será la ecuación que une poesía lírica y devoción erótica) su “Poema de amorosa raíz”:

Antes que el viento fuera mar volcado,
que la noche se unciera su vestido de luto
y que estrellas yluna fincaran sobre el cielo
la albura de sus cuerpos.
Antes que luz, que sombra y que montaña
miraran levantarse las almas de sus cúspides,
primero que algo fuera flotando bajo el aire,
tiempo...
tracking img