La sonrisa y la ignorancia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1447 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Nacional Autónoma de México
Facultad de Estudios Superiores Zaragoza
Psicología

La sonrisa y la ignorancia

ESTA ES LA HISTORIA DE ENRIQUE. Un pequeño muy especial.
Al momento de su nacimiento, los doctores y todos los que trabajaban en el hospital se quedaron admirados por la inmensa sonrisa que mostraba aquel bebé al instante mismo de su alumbramiento. Sus ojos cerrados,su piel todavía con restos de placenta, sus manitas se movían suavemente como buscando algo, pero en su cara…una sonrisa increíble.
-¡Tienen que ver esto!- llamó el Dr. Rangel a sus enfermeras y a todo el personal del piso, quienes se quedaban sorprendidos por la singular y fascinante sonrisa del pequeño. Su madre lo abrazaba orgullosa mientras lo arrullaba cerquita de su corazón y suavecito lecantaba al oído la misma canción que le había cantado su madre a ella. Enrique se acurrucaba en el pecho de su madre, ampliando más su sonrisa al escuchar su voz. Pablo, su padre, hacía cuentas en la computadora para tratar de encontrar una forma de pagar todo el dinero que había costado el parto. Siempre ha sido un hombre pragmático, sencillo, con un gran corazón y un profundo amor por Mariana suesposa. Un sonido llamó su atención, y la imagen que contempló la llevaría por siempre grabada en el alma…ahí, frente a la luz que inundaba la mañana, Mariana arrullaba a Enrique mientras el sol los acariciaba. Pablo juró ese día dar la vida misma si fuera necesario para hacerlos felices a ambos.
Enrique fue creciendo feliz al lado de sus padres, gustaba salir al jardín y pasar horas recostadoen el pasto mientras encontraba figuras y formas escondidas en las nubes, y con ellas se contaba cuentos e imaginaba lugares fantásticos donde por fin volaba. El sol era su amigo y con su dedito lo desafiaba y lo tapaba divertido, haciéndolo bailar por entre sus dedos, jugaba con el Coffee su perro, un bóxer protector que siempre lo acompañaba, y así todo el mundo lo quería, pues su sonrisa aúndeslumbraba.
Llegó el primer día de escuela, un hermoso jardín de niños con hortaliza y muchos juegos para divertirse. Mariana terminó de vestir a Enrique, quien sin dejar de sonreír la miraba. Él no tenía miedo, así que firme tomó la mano de mamá y caminando se dirigieron hacia la escuela. Mariana, orgullosa, lo vio saludar a su maestra y sin perder jamás la sonrisa se adentró decidido hacia elaula.
Los días y meses pasaron, y Enrique siempre llegaba feliz de la escuela. Pablo y Mariana se sentían muy afortunados, ya que todo en su vida marchaba. No había deudas, el negocio crecía y planeaban pronto encargar a la hermana, pero por ahora les bastaba con la sonrisa de Enrique, que desde una fotografía en la sala, cual astro los iluminaba.
El extraño reloj de vaquita abría y cerraba losojos cada segundo logrando al fin poner ansiosos a Pablo y a Mariana. Les había llegado una nota de la directora del kínder pidiéndoles una reunión para hablar de un tema importante. Esperaban en la antesala, mientras el maldito reloj parecía burlarse de su patente nerviosismo. La puerta de abrió y junto con miss Graciela, los saludo un extraño personaje de lentes que los condujo hasta una pequeñasala. Pablo y Mariana rechazaron el café que les habían preparado y, tragando saliva, al fin pudieron hablar - ¿qué es lo que pasa maestra?- pregunto Pablo, miss Graciela bebió un trago de café y con la amabilidad que le caracterizaba se dirigió a la pareja presentando a Roberto, el psicólogo de la escuela. – Roberto es un gran psicólogo que nos ha ayudado mucho en el diagnóstico y manejo de losniños problemas- Mariana saltó en su asiento y asustada preguntó – ¿Mi niño es problema? - Roberto se ajustó sus lentes…
-Hemos detectado signos claves de déficit de atención- habló con voz pausada y gesto condescendiente…- aunque Enrique es un niño querido por todos, su rendimiento escolar está por debajo del nivel de la escuela- Pablo lo miró con desconfianza y se dirigió a miss Graciela....
tracking img