la tirania de trujillo

La Tirania de Leonidas Trujillo.
Violaciones a todo derecho, sin importar donde esté estipulado, falta de libertades para expresar públicamente las ideas y un control absoluto por parte del régimen trujillista, fueron algunos de los factores que marcaron el sindicalismo durante la dictadura más sangrienta registrada en República Dominicana.
Sin duda alguna los 30 años de poder social queescenificó Rafael Leónidas Trujillo Molina en el país, estuvieron marcados por la utilización de todos los medios disponibles a fin de controlar los procesos sociales, hecho que se traducía en un temor general de la población para expresar sus ideas, de manera pública o privada.
Sin embargo, y como suele suceder en estos tipos de gobiernos, caracterizados por la represión y la ausencia del diálogopara la solución de problemáticas, diferentes grupos se estaban aglutinando en toda la media isla, para erradicar esta  práctica de menoscabar la libertad pública y la igualdad de derechos.
Grupos de izquierda, organizaciones clasistas y especialmente grupos de sindicalistas, se despertaban y demandaban lo que consideraban justo, aunque la gran mayoría debió pagar con sus vidas la rebeldía socialante El Jefe, el alias del dictador.
Trujillo Molina controlaba toda la economía dominicana y eran muy limitadas las empresas privadas. Las que existían debían regirse por los preceptos marcados por el gobierno dictatorial, por consiguiente era el déspota quien determinaba los salarios y los limitados beneficios que recibía el trabajador. En ese tiempo no se podía disentir sobre el monto a ganar,las horas a trabajar y los lugares donde hacerlo. Las leyes las hacía y las aplicaba Trujillo.
Despertar social contra el régimen. Estas limitaciones fueron despertando la apatía hacia el régimen de jóvenes, que intentaron transformar esta situación y formaron los primeros movimientos sindicales.
Es en los años 40 cuando el movimiento sindical motoriza las luchas sociales, enfocándose en lopolítico y económico, con grupos, en su mayoría conformados por trabajadores públicos.
El sindicalismo durante la dictadura trujillista. Tal como se expresa en numerosos escritos sobre la época consultados en el Museo Memorial de la Resistencia, el advenimiento de la Era de Trujillo paralizó con su fuerza represiva la acción organizativa de los trabajadores dominicanos, y no es hasta 1942 que se notaun resurgir del movimiento sindical.
Un nuevo orden en la correlación de fuerzas en el campo mundial y el notorio desarrollo de las fuerzas productivas dominicanas restablecen la tranquilidad de la clase trabajadora.
En el país, este movimiento se refleja de dos modos: legislativamente, cuando se dicta la Ley 637 sobre Contratos de Trabajo; y sindicalmente, cuando se organiza por impulsooficial la Confederación Dominicana de Trabajadores.
La nueva legislación significaba un gran triunfo para la clase obrera, ya que no tenía conquistas destacadas (ni siquiera se reconoció el derecho a huelga). Sin embargo, la presión a que se veía sometido el régimen, al llegar el año 1945 –cuando se registra lo que puede considerarse una prueba de la fuerza obrera frente a la tiranía- el movimientohuelguístico de los ingenios azucareros del este obligó al régimen a ceder en las demandas.
La victoria obrera no impidió que después castigaran duramente a los principales dirigentes de la atrevida acción: Mauricio Báez, Dato Pagán y Freddy Váldez.
El régimen se ve forzado a ceder ante el auge general obrero, y así, en 1951, la dictadura decreta el llamado “Código Trujillo de Trabajo” que dehecho ampliaba los derechos sindicales.
Huelgas y manifestaciones durante el régimen. El hecho de que en la República Dominicana no se haya registrado un solo movimiento huelguístico a partir de 1948, indica el carácter sanguinario del régimen y la escasa vigencia de los derechos sindicales.
Los trabajadores dominicanos producían a costa de su propia sangre los millones que edificaron el más...
tracking img