La trinidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3951 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
General Conference Daily Bulletin, 1895
El mensaje del tercer ángel (nº 13)
A.T. Jones
El tema particular objeto de nuestro estudio hoy es el que encontramos en el versículo 11 del segundo capítulo de Hebreos: "el que santifica y los que son santificados, de uno son todos". Es a los hombres de este mundo, a los hombres pecaminosos, a quienes Cristo santifica. Él es el Santificador. Y él yellos son de uno. En este capítulo es preciso recordar que estamos estudiando al hombre. En el capítulo primero, como hemos visto, se presenta el contraste entre Cristo y los ángeles, siendo Cristo superior a ellos como Dios. En el segundo capítulo el contraste es entre Cristo y los ángeles, estando Cristo por debajo de ellos. Dios no ha puesto el mundo venidero del que habla el pasaje, en sujeción alos ángeles. Lo ha puesto en sujeción al hombre, y Cristo es el hombre. Por lo tanto, Cristo se hizo hombre; toma el lugar del hombre; nació como nace el hombre. En su naturaleza humana, Cristo vino del hombre del que venimos todos; por lo tanto, en el versículo señalado, la expresión, "de uno" indica que, como todos, procede de uno. Un hombre es el origen y cabeza de nuestra naturaleza humana. Yla genealogía de Cristo, como la de todos nosotros, retrocede hasta Adán (Luc. 3:38). Es cierto que todos los hombres y todas las cosas provienen de Dios; pero el tema en este capítulo es el hombre, y Cristo como hombre. Nosotros somos hijos del primer hombre, y lo mismo sucede con Cristo, según la carne. Cristo en su naturaleza humana es ahora el objeto de nuestro estudio. El capítulo primero deHebreos trata de Cristo en su naturaleza divina. El segundo, en su naturaleza humana. El pensamiento, en estos dos capítulos, es similar al del segundo capítulo de Filipenses, versículos 5 al 8:
“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús: Él, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a qué aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomó la formade siervo y se hizo semejante a los hombres. Más aún, hallándose en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”

Repito: En el segundo capítulo de Filipenses encontramos a Cristo en las dos formas –la forma de Dios y la de hombre. En los primeros dos capítulos de Hebreos encontramos a Cristo en las dos naturalezas, la de Dios y la delhombre. Podría existir algo que teniendo la forma del hombre, no poseyera su naturaleza. Hay trozos de piedra a los que se ha dado la forma del hombre, pero carecen de la naturaleza de este. Jesucristo tomó la forma del hombre, es cierto, pero hizo más: tomó la naturaleza del hombre. Leamos ahora el versículo 14 del segundo capítulo de Hebreos: “Así que, por cuanto los hijos [los hijos de Adán, laraza humana] participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo”. “De lo mismo” significa de esa forma, de ese modo; de la forma en que se está refiriendo en el pasaje. Por lo tanto, Cristo tomó la carne y sangre de la misma manera en que la tomamos nosotros. Ahora bien, ¿cómo tomamos nosotrosla carne y sangre? Mediante el nacimiento, y descendiendo de Adán. Cristo tomó la carne y sangre también mediante el nacimiento, y descendiendo de Adán. Porque está escrito que “era del linaje de David según la carne” (Rom. 1:3). Aunque David lo llama Señor, Cristo es también hijo de David (Mat. 22:42-45). Su genealogía se traza hasta David, pero no se detiene ahí. Va hasta Abraham, ya que es lasimiente de Abraham. Tomó sobre sí a la simiente de Abraham, tal como afirma el versículo 16 del capítulo segundo de Hebreos. Pero su genealogía no se detiene tampoco en Abraham sino que llega hasta Adán (Luc. 3:38). Por lo tanto, el que santifica a los hombres, y los que son santificados de entre los hombres, son todos de uno. Siendo que todos vienen de un hombre según la carne, “de uno son...
tracking img