La trukulenta historia del capitalismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3996 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 2 de marzo de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Escuela Superior de Ingeniería Mecánica
Unidad Profesional Azcapotzalco

Mondragón Vázquez Salvador

Humanidades III

Lic. Ruiz Rubio Salvador

08/02/07

LA TRUKULENTA HISTORIA DEL CAPITALISMO

El 50% de este libro fue tomado por cesión de los editores, del libro “Historie boken” de Annika Elmquist, Pál Rydberg, Gittan Jonson y Ann Marie Langemar, editado por demos en 1971 en Suecia,Noruega y Dinamarca.

*Traducción: Henry Notaker

La adaptación y añadidos corrieron a cargo de Rius, siendo publicado originalmente en 5 números de la historieta “los agachados” de México, DF. En 1975. Posteriormente la posada lo publico como un libro en 1976, llevando hasta la fecha31 ediciones en México.

Esta es una nueva edición especialmente reelaborada por el autor para la editorialGrijalbo en 1998.

CAPITULO I

Bueno… pos va la historia del famoso capital…

Así mas o menos era la Europa central en el siglo XV, llena de pequeños reinos separados entre si por tupidos bosques. La gente que vivía en un reino, no sabía como era el otro reino que estaba después del bosque, ya que nadie se atrevía a cruzar por miedo al “demonio”, etc.: la gente era ignorante…

Vivian sinembargo muy tranquilos y en paz. Solo había tierra y los que vivían de ella: los campesinos y los artesanos, los curas y los “señores hacendados” que vivían en sus feudales castillos dominando todo…

Todo tenia que ser hecho a mano y todos tenían que trabajar para comer ó casi todos: los curas y los señores hacendados eran la excepción. Ellos no hacían nada, pero lo tenían todo…-pues nomás porque la tierra era “suya”, de curas y nobles- Para vivir en ella y poder cultivarla, campesinos y artesanos tenían que pagarles impuestos -¡Y ay del que protestara!- Los señores esos tenían soldados a su servicio y curas que amenazaban con el infierno a los que no pagaban…-Pobres diablos. Viven a dos fuegos- La religión era muy estimada y la rebeldía no se había inventado o había sido sofocada muchotiempo antes…

Como ustedes han visto. En esa sociedad había 2 clases: lo que tenían tierra y los que no... Los que cobraban los impuestos y los que pagaban…

En esta feudalísima sociedad, protestar equivalía a morir (en esta vida) y –decían los curas- también en la otra… La iglesia se encargaba de hacerle creer a la gente que la voluntad de dios era sufrir en este mundo y gozar en el otro… (Yclaro también quería que pagaran impuestos. Para sostener esa injusta situación, era necesario que la gente creyera en un dios temible. El siglo XV fue la dictadura teocratita por excelencia: dios y los reyes, sociedad anónima…

Los primeros “capitalistas” (de occidente) fueron los italianos… Los mercaderes de Venecia tenían una cantidad de dinero que dominaban capital con el que adquirían –casi regalados- una serie de productos de china, la india, África y los pueblos árabes…

Al usar el dinero en esa forma, el capital crece constantemente, casi se multiplica… así surgieron los primeros capitalistas, fueron los primeros que fueron los primeros que utilizaron el dinero para hacer mas dinero, no como un medio, sino como un fin ¡para tener poder¡

Los venecianos, deciden “prohibir” aotros capitalistas hacer negocios con los chinos, árabes e hindúes. Lo que no es muy del agrado de los capitalistas Portugueses, que no ven por que usar la ruta de Marco Polo - ¡Pues hagamos otra ruta a las indias! – Solo que por el mar –. Al frente de la audaz expedición va Don Vasco de Gama de quien todos se burlan y carcajean... No había mapas, brújulas ni radar; iban a la buena de dios. Lastripulaciones estaban formadas por maleantes, expresidiarios, locos y asesinos, que nada tenían que perder en un viaje así…

CAPITULO II

En medio del torvo y proceloso mar, Don Vasco escribe en su diario: “semana tras semana, mes tras mes, solo vemos mar, mar y mas mar…” cuatro meses mas tarde, la costa de África, conseguimos agua y cambiamos ropa y campanas por marfil. La gente de acá son...
tracking img