La tulivieja

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (650 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Tulivieja.
Autor: Antonio Tejera M.
En estos tiempos de la era espacial, de la computación y del desarrollo tecnológico, hablar de la Tulivieja resulta risible, contraproducente, fuera de lugar,del teimpo y del espacio.
Los Fantasmas y las visiones como el Chivato, Caballo enfrenao, los duendes, la silampa han tenido que remontarsemonte adentro, máas hacía el campo,, huyendo de la luz ybuscando la oscuridad que son el escenario de sus apariciones.
Los razonamientos expuestos, como preámbulo, que nos permitira atrevernos a relatarlas bajo el título de la Tulivieja, el incidente que seprotagoniza en 1930 en san Francisco de Veraguas cuando una compañia inglesa explotaba la mina del Remance.
Me contaba mi abuelo remigio, que todos los días salía a las 4 de la madrugada, a pie,alumbrándose con una linterna, de de San Francisco hacia la mina de Remance donde trabaja. En una ocasióm seguía el recorrido acostrumbado, cuando comenzó a descender una loma que llegaba a la quebradapor donde él tenía que pasar y a medida que avanzaba sentía como un gemido, como un quejido que se hacia más sonoro a medida que se acercaba y que le parecía que decía voy....voy.....voy. Como esnatural sintió desconfianza y por que no decirlo, cierto temor. Sin embargo, continuó y al llegar a la orilla dela quebarada levantó la linterna y sobre una laja había una visión fantasmal espelusnate queinfundía temor, espanto, respeto, estupor. Cuando la observaba perplejo y confuso, volvió a gemr, era un ronquido gutural. Sobre la laja, como un pedestal, la aparición, inmovil como una estatua; enmedio del agua. iluminada tenuamente por la pálida luz de la linterna, semejaba la imagen fantamasgórica de uan escena dantesca. Su figura de apareincia humana femenina, era horriblemente fea. Los piessucios, llenos de loso tenían los deods separados y las uñas largas y negras de tierra, vestía un traje descolorido y roto de tal manera que le colgaban flecos que casi le llegaban a los tobilos....
tracking img