La tumba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1962 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de julio de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
La tumba
A grandes detalles, se trata de un muchacho bien, que oscila entre los 16 y 17 años de edad, estudia en preparatoria particular y aspira a estudiar Filosofía y Letras, en la UNAM. La historia se desarrolla en años de los 60’s. El muchacho convive en medio donde dos características son fundamentales: dinero y libertinaje. Lo que más destaca de la historia, es su afán por beber güisqui(no cerveza jajaja), tener sexo con cualquier chica guapa que se le ponga enfrente e intercambie más de dos frases (de gusto refinado, hey), y la constante costumbre de querer fastidiar a sus padres. Lo que más llama la atención de la historia, desde un punto de vista muy particular, es el amor que profesa el protagonista por la música clásica y la literatura (temas en los cuales es un aceptableconocedor). Sin embargo, y pese a ello, no logra salir de la idiotez que le ahuma el cerebro. Este es un muchacho que no rinde y no quiere rendir cuentas a nadie, se sale de su casa cuando se le pega la gana, la diversión para él es emborracharse hasta quedar inconciente y echarse un polvito siempre que puede. Todos sus “amigos” son igual que él, y con ellos comparte la mayor parte del tiempo. Entrealgunos otros sucesos, resulta tener una prima que muere en accidente de auto por conducir en estado de ebriedad, tiene sexo con una tía lejana en una borrachera, y su novia queda estéril por practicar un aborto en una clínica (claro) clandestina. En algún momento a inicios de la historia, una buena “amiga” suya tiene que mudarse a Viena como castigo por las malas notas sacadas en la escuela. Y alregresar de visita, y acordar una cita con el muchacho, éste descubre en ella a una mujer madura que le invita a descubrir su razón de existir. O mejor dicho, le incita a salir de la mugre de vida que tiene, y encontrar algo nuevo más allá de sus narices. La amiga se marcha de nuevo, y él sigue haciendo de la suyas. Al sufrir de un extraño dolor de cabeza (ruidito clic, clic, describe el libro),y sin saber qué más hacer, toma el arma de su padre y se pega un tiro. Muere. Fin de la historia.

En lo personal, la historia me dejó mucho que desear. No sé, la sentí muy simple, muy vacía, muy corta. Y no es porque estuviera mal escrita; el escritor utiliza un estilo de narración interesante, que me agradó. Esperaba quizá un historia algo más compleja, algo más elaborada, con mayor esencia…algo que pegara fuerte.

Comuniqué esto a la persona que me prestó el libro. No fue buena idea, esperaba que esa persona me diera un punto de vista que me hiciera pensar mejor de la novela. Pero lo único que pudo decirme fue “A mi me gustó, y ya”… ni razones, motivos, porqués… bueno, pues! Mejor me hizo pensar una persona que ni siquiera ha leído el libro y que se contentó con mi breve resumen(escrito ya en el segundo párrafo), al dar su valiosa opinión: “Se suicidó porque se dio cuenta que su vida estaba vacía. Y mejor. ¿El mundo para qué quiere gente así?”

Increíble, desde que terminé de leer el libro no lo había visto de esa manera. Pero concuerdo totalmente, ¿para qué vivir si se tiene una vida vacía? ¿qué puede esperar el mundo de alguien así? ¿qué puede aportar al mundo esapersona?... Como un muerto en vida, aparentemente, NADA.

Aún así, pienso que el libro puedo haber sido mejor, me pudo haber llenado más.

Aunque, en realidad, efecto sí tuvo sobre mí. Porque después de estar unos pocos días dando y dando vueltas al asunto, me di cuenta de muchas cosas. Estuve comparándome con el protagonista, ya que tenemos una edad cercana, y encontré obvias diferencias: no soyadinerada… y en definitiva, no estoy tan vivida como aquel. Esto segundo, fue lo que absorbió la mayor parte del tiempo de mi ociosa meditación: no he vivido tanto como aquel. Vamos, ni siquiera he llevado una vida ni en lo mínimo, cercano al libertinaje: no visto ropa provocativa, mamá cuida las horas de mi llegada a casa, conoce a mis amigos, no me gustan las fiestas ni antros, no bebo, no...
tracking img