La utopia de la autonomia la utopia de la autonomia la utopia de la autonomia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1340 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA UTOPIA DE LA AUTONOMIA



El humano como ser social necesita tomar decisiones, las cuales están enmarcadas en su presunta autonomía, definida esta como a capacidad de tomar decisiones sin ayuda de otro. Se opone a heteronomia, Es un concepto moderno, procedente de la Filosofía y, más recientemente, de la Psicología. En el ámbito Filosófico se integra entre las disciplinas que estudian laconducta humana (Ética, Moral).



En la antigüedad los seres humanos creían que las leyes eran dictadas por los dioses y reveladas por ellos a los hombres. Se confundía el orden divino y natural con el ordenamiento moral y legal. Se pensaba que un legislador inspirado por Dios mismo (como Moisés) había entregado las normas de comportamiento a la humanidad, estableciendo así lo justo y loinjusto para siempre. Se pensaba que Dios mismo otorgaba el poder a una familia, a un brujo, a los más ancianos de la tribu, o a un líder carismático como el cacique, la nobleza, el caudillo, el señor, o el rey. Los griegos del siglo V y IV a. C. dieron los primeros pasos hacia la racionalización de las costumbres públicas y el gobierno de las ciudades-estado. Ellos inventaron la política, como formademocrática de organización legal y racional, partiendo de que las leyes no formaban parte de la naturaleza sino que eran normas (nomos) que los humanos habíamos convenido o acordado para organizar la convivencia, resolver conflictos justamente y conseguir lo que es bueno para todos: el bien común.



Se admitía que también una aristocracia podía organizarse justamente, en vista del biencomún, o una monarquía, pero Aristóteles afirmó que la democracia era el sistema más equilibrado porque en él gobernaba de hecho la clase media, la cual tiene un concepto equilibrado de lo justo.



Esto lo podemos observar desde un punto de vista histórico en el seminario 12 de 1982 en cuanto habla de la democracia, entendiendo esta como un sistema socio político y económico de hombres libres eiguales; no sólo libres e iguales ante la ley, sino en las relaciones sociales en la vida cotidiana; concepto que como veremos más adelante es una falacia ya que el concepto de democracia y autonomía no pueden subsistir dentro de un mismo concepto, ya que la democracia a pesar de ser el gobierno del pueblo para el pueblo, es decir, un gobierno de una especie de autodeterminación es falso pensarque en la vida practica esto se dé, ya que en realidad nuestras democracias no son más que una aparente expresión individual en cuanto a quien nos gustaría que nos gobierne, es decir, en busca de una heteronimia dado que la autonomía es un concepto de la filosofía que expresa la capacidad para darse normas a uno mismo sin influencia de presiones externas o internas.



En esto tenemos alautor Castoriadis que se atrevió a rescatar el proyecto de la autonomía humana, aceptando la profunda heterónomia del inconsciente asimilando a Freud y su propuesta liberalizadora, al punto de volverse psicoanalista y de lo histórico-social asimilando a Marx, pero radicalizando a la tradición  libertaria., Castoriadis pensó la libertad a partir de la concepción psicológica más avanzada de estesiglo, el psicoanálisis que concibe al ser humano como determinado por fuerzas inconscientes. Como se sabe, Freud elaboró una concepción determinista de la consciencia: según el padre del psicoanálisis lo Inconsciente sean los impulsos sexuales del Ello que son reprimidos o la compulsiva represión del Superyó determina a la consciencia al Yo. Las enajenaciones se deben a un conflicto entre loInconsciente y la consciencia que todos los seres humanos padecemos todos en mayor o menor grado somos neuróticos que sufrimos una represión interior; si los conflictos son graves, la autonomía se pierde, pero aunque no lo sean, la autonomía siempre está en entredicho pues qué tanto actuamos guiados por deseos o motivaciones inconscientes Según Freud, todo el tiempo., pero para Castoriadis el sentido...
tracking img