La verdad sobre santiago de cali

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (551 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Quién no recuerda haber leído y oído que el 25 de julio de 1536 se fundó a Santiago de Cali; unos dicen que en el Valle de Lili y otros que en Bolívar (Valle); no falta quién diga que era una villa;y también señalan que en tal fecha, bajo una tolda, Fray Santos de Añasco celebró misa en el atrio de la iglesia de La Merced. No obstante, ningún documento del Siglo XVI determina la fecha deestablecimiento de Santiago de Cali. Sólo se sabe ciertamente que fue en 1536. En la colonia la ciudad nunca celebró el día de su erección como población española, aunque sí festejó el 25 de julio, pero comodía según el calendario religioso, del patrono de la
ciudad -el Apóstol Santiago-, del cual eran muy devotos los soldados españoles; tanto, que en México se fundaron unas 500 poblaciones con elnombre de Santiago y en el resto de América otras tantas.

En el Siglo XVI, cuando el Alférez Real era nombrado cada año, el 25 de julio, el viejo entregaba al nuevo Alférez Real el estandarte, ademásde Tambores y otras insignias, en sesión solemne del Cabildo, Justicia y Regimiento y este prestaba juramento; era el único funcionario que se posesionaba ese día; los demás lo hacían el 1 de enero decada año.

A Santiago de Cali la estableció el Adelantado Sebastián de Belalcázar, un campesino español que no sabía leer ni escribir, pero sabía mandar soldados, estaba al tanto de las artimañasde que se valían los empresarios de la conquista y era un genio para salirles adelante.

Fundó también a Santiago de Guayaquil, Santiago de Quito -luego San Francisco-, Popayán y San Juan de Pasto.No hubo fundación de nueva ciudad sino ocupación de un poblado indígena entre los ríos Calima y Frío, en comarca distante del actual asiento y topográficamente diferente, con clima que pedíacobija, aires de buena vista, harta manducatoria y terreno un tanto escarpado, morado por otros indios que cuando parlaban entre todos, ni poniendo la bola de cristal se adivinaba de qué se iban a morir,...
tracking img