La verdad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2204 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Encuentro con la verdad. La verdad como inspiración.
Ricardo Yepes, Entender el Mundo de hoy, Cartas a un joven estudiante. Rialp, Madrid, 1999, 59s.
Querido Carlos:
…El relativismo, como ves, se mueve en los dos planos, el teórico y el práctico. Pero el problema principal no sería tanto su formulación teórica, de la cual te he puesto tres ejemplos que dan lugar a complicados debates sobre lasrelaciones entre verdades teóricas y prácticas, sino la insospechada vigencia social que hoy tiene. No sólo es una actitud de mucha gente, sino un criterio práctico que tolera cualquier tipo de conducta y suprime la noción de norma estable a la cual la libertad deba atenerse. Es obvio que hablo de conducta moral desvinculada de cualquier otra institución que no sea el estado. Es obvio quetrazarte un cuadro mínimamente indicativo de una cuestión tan compleja nos llevaría muy lejos. No es mi propósito hacerte reflexiones moralizantes sobre la desvergüenza de la sociedad actual, como si fuera una abuela victoriana.
Prefiero que tú te hagas tus propias reflexiones al respecto.
Trato ahora de resaltar algo tan sencillo como el sentido de la verdad. Imagina por un momento que la verdaduniversal exista: sería una suerte de conformidad de las cosas consigo mismas. Los griegos la llamaron verdad ontológica. Es la primera dimensión: la verdad como realidad.
Imagina además que mi mente es capaz de descubrir esta coherencia interna del universo (lo admiten muy fácilmente los físicos; a Einstein le gustaba mucho hablar de ello). Eso querría decir que la verdad no es una creación de miintelecto, una suerte de evidencia con la que yo me satisfago a mí mismo en mi ansia de seguridad racional, sino más bien: el universo tiene un sentido, una lógica que puedo descubrir. Es el sentido aristotélico de la verdad: mi mente y la realidad se adecuan. Es la segunda dimensión: la verdad como manifestación, como adecuación de mente y cosmos.
Es ésta una discusión apasionante en la que loscientíficos gastan mucho tiempo. Ni con mucho están de acuerdo. Estamos ante la noción de finalidad. Si el universo tiene una lógica, entonces hay un proceso. Si hay un proceso, un sentido surge cuando el proceso culmina. Las cosas desembocan en algo: no son puro azar. Te hago notar esto sólo por un momento para que sea plausible nuestra imaginación: la verdad universal es interna al universo mismo(primera dimensión), y yo tengo acceso a ella (segunda dimensión). Mi capacidad de razonar es, si me permites el símil informático, el password que me abre el fichero codificado del cosmos. Pero alguien ha puesto allí el software.
Admitir esto tiene indudables ventajas. El universo y la historia se convierten en algo unitario que puedo entender. El esfuerzo intelectual de la humanidad no sería unaserie discontinua de intentos de creación de sentido en un mundo que no lo tiene, sino la historia del descubrimiento del sentido, del universo y de la propia vida, de la historia y libertad humanas: podemos entender a los demás porque ellos buscan lo mismo que nosotros: la lógica del mundo.
Esta postura, enunciada de modo muy incipiente e imperfecto, es más fructífera que cualquiera de lasformas de relativismo que antes te señalé. Pero aún hay más. Admitir la verdad universal sucesivamente descubierta, como una tierra ignota que va siendo explorada y colonizada, permite algo extraordinariamente interesante: la inspiración de mi libertad. Me explicaré.
La tercera dimensión de la verdad es el encuentro con ella. La verdad ocurre en la vida humana, tiene lugar. No es sólo undescubrimiento intelectual, una coherencia lógica. Tiene que ver con la acción. Se trata, por así decir, de la dimensión existencial de la verdad, de su relación con la libertad. Es un aspecto que no suele considerarse, pero es, quizá, el más importante: «La verdad os hará libres», dijo Jesucristo.
La existencia humana es temporal, transcurre en un fluir de vida lleno de sucesos efímeros. El hombre, cuando...
tracking img