La vida es una lucha contra el mal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 94 (23385 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA VIDA ES UNA LUCHA contra el mal
 
Nihil Obstat P. Fortunato Pablo Prior Provincial y P. José Miguel Lerena Vic. Provincial O.A.R.
Imprimatur Mons. Emiliano Cisneros Obispo de Chota (Perú)
ÁNGEL PEÑA O.A.R. 
 
LIMA - PERU 2000 
Este Libro del R.P. Angel Peña, O.A.R, titulado “La vida es una lucha” tiene, entre otros muchos aciertos, la virtud de ser de plena actualidad. Su título, a mientender, se podría completar diciendo que “ es una lucha contra Satanás”. La idea es bíblica, ya que se halla en el Antiguo y Nuevo Testamento. Recordemos el dicho de Job: “La vida del hombre sobre la tierra es una milicia” (Job 7, l); y el de San Pedro: “Vuestro adversario el diablo, como león rugiente, ronda buscando a quien devorar” (1 Pe 5,8).
Para algunos, quizás, pueda parecer que el temadel “diablo” es trasnochado: nada más ajeno a la realidad. Los que tenemos que tratar en plan espiritual con personas creyentes, nos damos cuenta que Satanás sigue actuando en medio de nuestra sociedad, igual y aún más que en las épocas del oscurantismo religioso. Y es que a medida que la sociedad se aleja de Dios se va quedando a merced del “Maligno” y de sus ministros. Desde las tentaciones másvulgares hasta los acontecimientos más espantosos, pueden estar provocados por el influjo maléfico del demonio; y esto sin menoscabo de la Providencia divina, que misteriosamente lo permite
El autor de este libro se remite con frecuencia al Catecismo de la Iglesia Católica, cuando trata de explicar estos hechos que van contra la religión verdadera, tales como “la adivinación”, “los horóscopos”,“la cartomancia”, “el espiritismo”, “los maleficios” y otros. Esto confirma lo dicho de que el Magisterio actual de la Iglesia considera que se pueden dar y efectivamente se dan hoy día en nuestra sociedad.
De igual manera, cuando se trata de los remedios más recomendados para vencer a nuestro enemigo del alma, como son: la oración, la ascesis, los sacramentos y los sacramentales. Es un acierto elrecurrir a los ejemplos de las vidas de los santos, que son testigos fidedignos de la presencia del demonio, que quiere a toda costa apartarnos del cumplimiento de la voluntad de Dios.
En fin, la lectura del libro es siempre fácil y agradable, debido al estilo propio del Padre Peña, que escribe con claridad, sencillez, viveza y convencimiento. Como digo, confirma sus enseñanzas con buenos ejemplos.Por citar uno, cuenta de santa Teresa de Jesús, quien en cierta ocasión se sentía muy molestada del diablo, Y dijo a sus monjas: “Si no se riesen, les pediría agua bendita. Me la trajeron -dice- y me la echaron a mí, y no me aprovechaba; la eché hacia donde él (el diablo) estaba, y al punto se fue, y se me quitó el mal”
Termino esta presentación haciendo votos para que este libro sea leído pormuchos, y a todos aproveche para superar y vencer las muchas dificultades y tentaciones que, sin duda, van a encontrar a lo largo de su vida.
Lima, 29 de mayo de 2000
Mons. José Antonio Almandoz Garmendia Consejero de la Nunciatura Apostólica
ÍNDICE GENERAL
INTRODUCCIÓN
Dios Creador. Un duro combate. Los demonios. Influencia maléfica. Búsqueda de poderes superiores (Nueva Era, masonería).Adivinación. Espiritismo. Supersticiones. Maleficios (directo e indirecto). Casos extraordinarios. La música rock. La posesión diabólica. Los santos y el demonio. El cielo y el infierno. Vivir para la eternidad. La vida futura. Armas contra Satanás (La oración, la confesión y comunión, indulgencias, Devoción a María, humildad y obediencia, objetos benditos). Llamados a la santidad. Almas heróicas.Mensajes de nuestra Madre.
EPÍLOGO
Nota.- Cat se refiere al Catecismo de la Iglesia Católica.
INTRODUCCIÓN
Vivimos unos tiempos en que el materialismo y el racionalismo dominan por doquier. Para muchos de nuestros contemporáneos sólo existe lo que se puede ver, tocar o medir. Son materialistas a ultranza, no aceptan las realidades espirituales. Quizás, como mucho, puedan aceptar la existencia...
tracking img