La Vida Oculta De Jesucristo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (741 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de enero de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
11. CRISTO, EL HOMBRE MÁS GRANDE DE LA HISTORIA
Vamos a dedicar este capítulo a hablar de Jesucristo, el hombre más grande de la Historia. Vamos a verlo en dos aspectos: Primero: Cristo como hombre.Segundo: Cristo como Dios. Porque Cristo era realmente las dos cosas. Era hombre perfecto y al mismo tiempo Dios. Cuando uno se dispone a hablar de Jesu risto tiene la sensación e ~ue se va a quedarcorto. Cristo es mucho más de lo g"uese di a. Es imposible hab ar e Cristo como El se merece. Uno tiene sensación de incapacidad. risto es tan colosal ue todo lo ue un,p diga es oca ]?ara lo quetenemos en nuestro corazón. Pasa como con los artistas que representan a Cristo en las películas: todos se quedan cortos. Cuando ves una película de Jesucristo, por muy fenomenal que sea el artista, dirás:«Ése no fue Cristo.» Él era mucho más que eso. En películas antiguas, como Rey de reyes y El signo de la cruz, cuando salía Jesucristo siempre salía de lejos, se le veía de espaldas, no se le veía lacara. Eso era un acierto, porque así cada cual podía imaginárselo como quisiera, y no defrauda-

-

-

143

bao Por muy bueno que sea el artista que representa a Cristo, siempre se quedacorto para expresar lo que Cristo fue. No hay artista en el mundo capaz de interpretar a Cristo como Él merece ser interpretado.

El aspecto físico de Cristo ¿Cómo fue Cristo? ¿Qué presencia teníaCristo? Los Evangelios no nos dicen nada del aspecto físico de Cristo. Los Evangelios no nos dicen si era alto, bajo, gordo, flaco, rubio, moreno. No dicen hada. Y los Evangelios no lo hacen porque no eracostumbre. El primer historiador que describe a su personaje fue Plutarco en Vidas paralelas, del siglo II de nuestra era. Los historiadores anteriores a Plutarco no describen al personaje quehistorian. Como los Evangelios son anteriores a Plutarco, nada nos dicen de la figura de Jesús. Nos cuentan lo que dijo, lo que hizo, pero nada nos dicen de su figura. Sin embargo, ¡qué maravilla!, a los...