La vida sepinterna 1

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2815 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
De una manera similar el presidente Brigham Young explicó que la frase "retornar a la presencia de Dios" se refiere a la habilidad de los seres espirituales de ver, oír y entender las cosas espirituales, más que a una confrontación directa con Dios al momento de morir:
Leéis en la Biblia que cuando el espíritu deja el cuerpo va ante Dios quien le dió la existencia. Decidme por favor, donde noestá Dios? No podéis decírmelo por supuesto. Si vuestros espíritus estuvieran sin cuerpo, ¿cuán lejos tendríais que ir para llegar a Dios? Si estuviérais en el espíritu, ¿tendríais que salir de aquí para llegar a Dios? Si Dios no está aquí, sería mejor que reserváramos este lugar para el recogimiento de los inicuos, porque ellos desearán estar donde no esté Dios. El Señor Omnipotente está aquímediante Su Espíritu, Su influencia y Su presencia. Yo no estoy en el extremo norte de este edificio, mi cuerpo está en el extremo sur. Pero mi voz y mi influencia se extienden por todo el edificio. Del mismo modo el Señor está aquí.
Se lee que el espíritu va ante Dios quien le dio la existencia. Permitidme expresar esa escritura de un modo más sencillo. Cuando los espíritus dejan nuestros cuerpos,están en la presencia de nuestro Padre y Dios. Entonces están preparados para ver, oír y entender las cosas espirituales.
Hay Muchos que Saben Cuando se Acerca la Muerte.
Hay evidencias de que muchos que están por morir son notificados de su paso inminente al mundo de los espíritus antes de que llegue el momento de pasar a través del velo. Este aviso puede venir mediante cualquiera de los canalesnormales de revelación y comunicación de allende el velo, tal como la visita de mensajeros espirituales, visiones, sueños, voces, inspiración e indicaciones del Espíritu Santo, etc. Algunos aparentemente pueden diagnosticar la naturaleza mortal de su enfermedad o de sus heridas, sin necesidad de llamado alguno desde el otro lado del velo. Otros aparentemente "sienten" la muerte o tienen un"extraño presentimiento" que tiende a prepararlos para su viaje al mundo espiritual.
Un ejemplo de notificación del llamado al mundo de los espíritus lo da la señora de Wilford Reeder en su relato de la muerte de Ella Jensen. La señora Reeder había estado cuidando a Ella durante la noche:
Aproximadamente a las tres o cuatro de la madrugada fui despertada repentinamente por Ella que me llamaba. Me apuréa ir al lado de su cama. Estaba toda agitada y me pidió que le alcanzara el peine, el cepillo y las tijeras explicándome que quería cepillar su cabello, cortar las uñas y estar lista 'porque,' me dijo, 'ellos van a venir a buscarme a las diez de la mañana.'
Le pregunté quién iba a venir a buscarla. Me contestó: 'Mi tío Hans Jensen y los mensajeros. Voy a morir, y ellos vendrán a las diez en puntoa buscarme y llevarme.'. . .
Los padres fueron llamados y cuando entraron al cuarto, la hija les dijo que su tío Hans, que había muerto, había aparecido repentinamente en el cuarto mientras ella estaba despierta, con los ojos abiertos, y le dijo que a las diez en punto vendrían mensajeros que la conducirían al mundo espiritual.
A otros se les da más tiempo para prepararse del que se le dio aElla Jensen. Por ejemplo Daniel Tyler, relata lo siguiente en relación a la muerte de su abuelo:
Después que mi abuelo cayó enfermo por última vez, dijo a mis padres que se le apareció un ángel vestido de blanco, que le informó que no se recuperaría, porque su enfermedad lo llevaría a la muerte. Diez días después murió. Para evitar el ridículo, su visión fue mantenida en secreto y me fue contadamás tarde por mi madre. . . . La visión de mi abuelo parecía tan extraña que mis padres no sabían si atribuirla a
18
la imaginación o a la realidad, aunque ellos no dudaban de su sinceridad porque él había sido siempre estrictamente digno de confianza. Yo nunca dudé que él había tenido esa visión.
A pesar de su mala salud, él caminó media milla para despedirse de mis padres. Al partir, mi...
tracking img