La vida social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (559 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un vistazo a la vida de Alfredo Espino
Sábado, 5 de Septiembre de 2009
Para leer mas de: Gente, Libros, Cultura y Arte, Lugares
Ayer fui a la feria de libro. La entrada era gratis, solo cobrabanel parqueo. La feria solo ocupaba la parte central del piso de abajo del pabellón centroamericano.

No pude comprar mucho porque a excepción de una librería, todos las demás y los expositoreso soloaceptaban dinero en efectivo, no tarjetas.

Así que compre 3 biografías. La que más me interesaba, de 158 páginas la leí ayer mismo en la noche al llegar a mi casa. Era una biografía de AlfredoEspino. Por muchas razones, la vida de ese escritor me ha interesando sobremanera, entre otras cosas, porque murió justo a la edad que Victor, un bloguero amigo mío, acaba de cumplir, 28 años.

Ellibro se llama La lira, la cruz y la sombra, y su autor es el literato, catedrático de la UCA y columnista el dia sábado de La Prensa Gráfica, Francisco Escobar, premio de cultura 1995.

Debo decirque he quedado encantando pero también decepcionado del libro y explico porque.

Encantado, porque es la primera vez que leía algo que no conocía de Alfredo Espino. De hecho, lo único que conocía eraque nació en 1900, murió en 1928, que escribió poesía que solo fue recopilada por su hermano e impresa hasta 1936, 8 años después de su muerte bajo el titulo de Jícaras Tristes.

En el libro, conocíotras fotos de él, de sus hermanos y sus papas. El libro contiene una crónica, muy al estilo de las columnas de Escobar los días sábados en La prensa Gráfica, de cómo era la vida en el San Salvadorde principios de siglo desde el punto de vista de una señora comerciante en pequeño, clasemediera, pudiera decirse. El San Salvador que le toco vivir a Espino.

Me gusto saber también que él era bienamigo de Salarrué (fallecido en 1975), otro de los escritores salvadoreños favoritos para mí y saber también, lo de siempre, como los círculos actuales culturales le achacan a Espino su falta de...
tracking img