La vida y la tendencia sensible a alcanzar los deseos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2529 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 18 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La vida y la tendencia sensible a alcanzar los deseos

Este estudio está basado en los Tratados de Aristóteles[1] y la Ética Nicomáquea (EN) es la fuente principal.
Se iniciará por estudiar el papel que juegan los deseos en el humano, y de manera general, qué lo lleva a elegir, qué lo hace ser como es y por qué actúa del modo que lo hace.
Empezando por lo que distingue a losvivientes, Aristóteles sencillamente expresa: Lo animado parece distinguirse de lo inanimado principalmente por dos rasgos, el movimiento y la sensación.[2] Como se puede apreciar, el Filósofo parte de lo que todos pueden ver y es más evidente. En el capítulo tercero del Tratado Acerca del Alma, Aristóteles hace una disertación muy extensa acerca del movimiento, pero para este estudio secomenzará por decir que el movimiento en los vivientes se da porque nace, crece, se reproduce y muere.
Por otro lado, se observa también que la naturaleza proporciona a los vivientes los elementos básicos de supervivencia. En el caso de las plantas: el agua, el aire, la tierra y la luz solar parecen ser fundamentales para su ciclo de vida. Los animales se valen de los elementos mencionados y de otros queles son propios según su especie. En el caso del humano, y sobre todo los primeros años de vida, es determinante la participación de otro que cumpla funciones de madre o nodriza. Al recién nacido hay que darle los alimentos y hay que hidratarlo, aparte de que se atiendan otras necesidades de higiene y salud. Las madres saben que la alimentación es necesaria para su desarrollo y establecen mediosy horarios para esta atención básica. Los horarios forman hábitos o costumbres. Pero, y aquí el punto al que se quiere llegar, los infantes se expresan, sobre todo, a través del llanto; lloran, y algunas veces es porque tienen hambre. El pequeño tiene hambre y reclama su alimento. Y así, va creciendo; pero cuando tenga la edad suficiente podrá de manera autónoma satisfacer su hambre; se le hacreado un hábito que él mismo podrá proveerse; cierto, pero también es cierto que nutrirse es una necesidad básica que el viviente debe cubrir para mantenerse vivo. Así, se puede decir que la tenencia al alimento es una manera de cumplir un deseo, en este caso concreto, un deseo vital en el ser humano.
Se ve que las plantas, los animales y los seres humanos luchan por sobrevivir y algo pondrán de suparte para conservar su vida. El movimiento, como principio básico de vida, y la sensación, coadyuvan para que se logren esas necesidades.
Lo animado tiene algo que le permite el movimiento. La palabra “vivir” hace referencia a múltiples operaciones, cabe decir de algo que vive aun en el caso de que solamente le corresponda alguna de ellas, por ejemplo, intelecto, sensación, movimiento y reposolocales, amén del movimiento entendido como alimentación, envejecimiento y desarrollo.[3] El hombre, en cuanto ser animado, tiene rasgos comunes a las plantas y a los animales, pero es un hecho que existe alguna superioridad, lo más evidente a simple vista es porque a lo largo de los siglos han mejorado las condiciones de vida y han logrado el progreso que no disfrutan plantas y animales. Esaposibilidad de mejorar su existencia manifiesta que posee una vida superior, tanto del tipo social, como consciente. La mejor demostración de esto, es que, desde que se tiene noción de las cosas, las golondrinas construyen los mismos nidos, las liebres las mismas madrigueras y las plantas siguen a expensas de la naturaleza o del trabajo que hace el humano con ellas.
Nutrirse es entonces unabúsqueda constante en los vivientes. Es claro que todos los vivos tienen una necesidad básica de supervivencia. Al considerar esto, Aristóteles dice: En las plantas se da solamente la facultad nutritiva, mientras que en el resto de los vivientes se da no sólo ésta, sino también la sensitiva. Por otra parte, al darse la sensitiva se da también en ellos la desiderativa[4]. En efecto: el apetito,...
tracking img