La vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1929 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
No tengas miedo...es darle la espalda al impulso llamado vida. 4 days ago reply

aesquinca Hay sólo dos formas de manifestar nuestro destino: Elegir ó dejar de Elegir(ant.esq.) 7 hours ago reply

ABRIR EL CORAZON
La compleja y espléndida red de la tecnología interior. Tecnología orgánica viva.
En estos tiempos de cambios inminentes resulta especialmente prioritario que los humanosvolteemos la vista hacia un panorama nuevo, cuyo punto de partida es la apertura del corazón. Ahora –con mayor énfasis– escuchamos en muchos contextos una frase que, hasta cierto punto, puede volcarse en una espiritualidad comercial: “Abrir el corazón”; aunque su repetición la ha abaratado, su significado sigue mereciendo el mismo nivel de impacto profundo.
Al hablar de abrir el corazón nos referimos nosólo a un estado de ánimo o a una forma positiva de pensamiento (que malentendida se convierte en una exasperación que niega la riqueza total de la vida), sino a un completo portal al poder transformador del amor y del acceso a la tecnología orgánica de la naturaleza humana.
Abrir el corazón implica un largo proceso de limpieza de las nebulosidades que estorban a nuestra conciencia, paracontemplarse como un todo unificado con la vida. Sin embargo, existen puentes sencillos que pueden conectarnos con las claves que abren nuestro corazón.
Para dar una prueba de esto basta con remitirnos a un momento de nuestra vida en donde hemos pasa-do por una prueba suprema: la muerte de un ser amado, un divorcio, el diagnóstico de una enfermedad, etc.
Es en esos instantes cuando la existencia nosda la oportunidad de tocar los basamentos de nuestro corazón y podemos observar con mu-cha claridad cómo las cosas irrelevantes se revelan y –al igual que las plantas buscan la luz– tratamos de hallar el amor en cualquiera de sus fuentes.
Éstas son formas duras de buscar el amor; son extremos de nuestra conciencia para abrir el corazón, aunque sea por un tiempo.
Pero podemos hacerlovoluntariamente, aprovechando las oleadas de caos aparente que vemos por todos lados adelantándonos al proceso.
Te propongo un planteamiento sencillo, pregúntate: si estuvieras ante la corte del Universo, ¿cómo justificarías que la vida en la tierra vale la pena para permitirle seguir existiendo? Tal vez evoques la sonrisa de tus hijos, las parejas que se aman, las obras de arte y todos los momentos queroban el aliento.
Esa chispa eléctrica que se siente en el corazón es la llave al magma de oro transformador que llevamos dentro.
Hoy te invito a dedicarle sólo unos minutos del día a generar esta sensación y abrir esta puerta. No es una metáfora. Es un acto poderoso.
Es la entrada al centro de comando desde donde podemos sanar a nuestro mundo.

Yo soy otro tú, tú eres otro yo
En laesquinca de dos calles
| Facebook Like |  0 |
Entre la riqueza de la vida con compasión y la aridez de la separación.
Decidí dedicar esta columna a una preciosa epifanía de los maestros mayas, porque creo que envuelve de un modo completo el concepto de conceptos al que la vida nos está invitando actualmente: vivir en compasión, un término al que en el uso común se le ha dado poco merecimiento o,mejor dicho, un pobre significado.
Es en realidad la compasión un espléndido mecanismo de acercamiento verdadero y de establecimiento de lazos sin igual.
Cuando escuchamos esta palabra es común que nos remitamos al acto pueril de la lástima. ¡Vaya confusión!
La compasión, muy lejos de hacernos sentir separados de los demás, es una emoción consciente que genera en nosotros la posibilidad deadueñarnos de los sentimientos ajenos, abriendo así nuestras posibilidades de empatía y, consecuentemente, de la acción más solidaria y unificada con nuestro mundo.
Esta visión empática cambia de manera radical la forma de relacionarnos con lo de “afuera”, pues, por un lado, permite que entremos en contacto con un infinito caudal de posibilidades yacidas en los otros, nutriéndonos con su riqueza...
tracking img