La virgen de las siete calles

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (274 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPÍTULO 1.-
Carlos Toledo regresaba a Sta. Cruz después de muchos años. Entró al pueblo al anochecer. El camino estaba desierto. El viajero dobló unaesquina y desembocó en una calle ancha donde pudo ver los campanarios de la iglesia. Tomando esa calle, Toledo se orientó en dirección a su alojamiento. Sus tíasle prepararon albergue, y avisaron a sus amigos y familiares para que le esperen junto al portón de la casa.
Todo estaba tal y como en su infancia, cuando élvivía allí. Las señoras no podían ocultar la alegría que les producía el regreso del sobrino mimado de otros tiempos, y experimentaban un candoroso orgullo alexhibirlo entre todos los presentes.
Temprano en la mañana, Carlos abandonó la casa, inquieto por recorrer el pueblo y recordar días pasados. Mientrascaminaba, pasaban por su mente, los días de la infancia traviesa y de la juventud despreocupada: las casas viejas, las serenatas, la ventana de aquella amiguita deantaño.
Al llegar a la casa, Carlos vio a otra tía, que tenía casi olvidada, la tía Marica. Platicaron de cuánto ha crecido Carlos y en lo rápido que se hanpasado los años.
Carlos era hijo de Venancio Toledo, quien luchó en los primeros años del Beni, para ganar algo y enviar a su único hijo a una universidadextranjera, ya que era bueno en las matemáticas y en los dibujos, pensaba en que sería un buen ingeniero.
En sus ratos pensativos, alguien tocó la puerta yCarlos ordenó ingresar. Era una criadita casi adolescente indicándole que ya estaba el almuerzo. Toledo la envolvió en una mirada de deseo y salió tras ella.
tracking img