La virgen de Vladimir

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 12 (2981 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 4 de abril de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
 ORACIÓN ANTE EL ICONO DE LA VIRGEN DE VLADIMIR.
UNA INVITACIÓN A PERTENECER A DIOS.
(Henry J.M.Nouwen).


" He comenzado a descubrir en profundidad la esencia del icono. Cuando recitaba mi oración cotidiana a la Virgen, me llamaba su intimidad llena de misterio y comencé a descubrir, con el corazón, su insistente invitación".

" ¿A quiénpertenecemos?" Esta es la pregunta fundamental de nuestra vida espiritual. "¿Pertenecemos al mundo,-se nos pide- a la humanidad, a la cadena sin fin de necesidades y de necesitados, o también pertenecemos a Dios y somos sus criaturas?" No es muy difícil responder a esta pregunta. Nuestro centro (personas y hechos de los que se habla, que nos preocupan y por los que nos alegramos y agradecemos),nos hacen comprender a quién pertenecemos en realidad. El problema sin embargo es que, para muchos de nosotros, este centro está lejos del centro divino.

La imagen de la Virgen de Vladimir ha sido para mí, poco a poco, una fuerte, pero al mismo tiempo discreta invitación a olvidar el oprimente y divisorio centro terreno y a entrar en liberador y unitario centro divino.

Este icono, conocidotambién como Nuestra Señora de la Ternura, es una de las más veneradas en toda Rusia. Pintada al inicio del s. XII por un anónimo artista griego, en torno al 1.183 es llevada a Constantinopla a Kiev
y después, casi veinte años más tarde, de Kiev a Vladimir, donde permanece custodiada hasta el 1.395. Si bien durante los últimos seis siglos ha permanecido conservada en la ciudad de Moscú, es todavíadenominada Virgen de Vladimir. Este tesoro sacro nacional ha escapado a numerosos incendios y saqueos, ha tenido varias restauraciones, sólo los dos rostros han permanecido como originales de la obra maestra bizantina.

Durante años, muchas veces he visto este icono colgado en las paredes de casas, institutos, conventos y ya no me llamaba la atención. Se me había hecho tan familiar como uncrucifijo y había perdido para mí gran parte de su "fuerza de conversión".

Durante un retiro espiritual, encima de mi mesa había una gran reproducción de esta imagen. Poco a poco según iban pasando los días, comencé a comprender su esencia profunda. Cuando recitaba mi oración cotidiana a la Virgen, me impresionaba su intimidad cargada de misterio y poco a poco descubría, con el corazón, suincesante invitación a pertenecer a Dios.

La contemplación de este icono ha constituido para mí una experiencia profunda: era transportado, con la intercesión de la Beata Madre, en la íntima esencia de Dios.




Buscaré ahora de traducir en palabras esta experiencia mía, con la misma secuencia con la que se ha desarrollado mi contemplación, comenzando por los ojos de la Virgen, pasando despuésa sus manos, de sus manos al Niño, del Niño de nuevo a la Virgen y finalmente volviendo de nuevo a sus ojos. Esta secuencia dará respuesta a nuestra pregunta: "¿A quién pertenecemos?"

Los ojos de la Virgen.

Cuando encuentro una persona busco siempre, basándome en los más rígidos criterios de moderna psicología, de cruzarme con su mirada, esto me da la sensación de sentirme aceptado o, porlo menos, me da un sentido de seguridad. Sin embargo cuando quería cruzarme con la mirada de la Virgen de Vladimir, me daba cuenta que esto era imposible. En un primer momento quedé profundamente turbado por este hecho. Deseaba ardientemente que Ella me mirase, que me diera la sensación de ser único y me hiciera sentir como su amigo personal. Pero la Madre de Dios no me miraba.

Contrariamentea muchas imágenes renacentistas de vírgenes, caracterizadas por una mirada llena de familiaridad y que parecen dedicarnos una atención particular, la Virgen de Vladimir, da la sensación de no establecer con nosotros una relación personal; Ella nos invita a entrar, junto a Ella, en la vida eterna de Dios. Sus ojos nos escrutan dentro, pero al mismo tiempo se pierden más allá de nosotros. Miran...
tracking img