La vuda despues de la muerte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4752 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 4 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE JORGE ÁNGEL LIVRAGA

Colección perlas de sabiduría

Jorge Ángel Livraga

Página 1 de 10 Cortesía de Nueva Acrópolis España, www.nueva-acropolis.es

LA VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE JORGE ÁNGEL LIVRAGA

LA VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE

Este tema ha generado un nuevo movimiento de investigación, tanto en Europa como en los EE.UU., y no solamente ha planteadopreguntas nuevas, sino que además ha vuelto a la actualidad otras muy viejas. Hay algunas que subyacen más allá de toda posición filosófica, religiosa o metafísica: ¿quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿adónde voy? Cada uno de nosotros, de alguna manera, aparte de nuestras creencias, de lo que sepamos o de lo que creamos saber, nos enfrentamos a una forma de lucha interna, de encuentro entre entidadesantagónicas. Por un lado, nos sentimos espirituales, nos parece que somos algo que está completamente fuera de este mundo, como de visita, que solamente tendríamos que vivir para la música, para la poesía o, como decían las viejas óperas italianas: Vissi d´arte, vissi d´amore. Hay en nosotros, sin embargo, una parte biológica, animal, terrestre, que nos impulsa a vivir en el aquí, en el ahora, a saciarnuestros apetitos de la manera más rápida posible y a sentir una perpetua angustia ante el panorama de una muerte más o menos cercana. Es evidente que esas tendencias dependen de la cultura, del estudio, de lo que hayamos meditado sobre el tema, de que estemos más o menos liberados de antagonismos; pero, por lo general, a todos nos afecta la presencia de la muerte en los seres queridos o laposibilidad de la propia. Aunque en teoría hayamos superado ese temor a la muerte, es obvio que este –lo que llaman algunos filósofos europeos– «estado agónico perpetuo del hombre» es propio del ser humano, pues aparentemente ningún otro ser viviente tiene ese aspecto agónico en su psicología. Los animales y las plantas crecen, se desarrollan, se multiplican y mueren de la manera más natural, no tienenninguna angustia. Los animales no temen demasiado a la muerte e incluso, en apariencia y hasta donde se ha llegado a estudiar, no registran su vejez; para ellos la vejez no es sinónimo de caída hacia la muerte, la vida es siempre igual. Vamos a establecer tres posiciones básicas que, a lo largo de todo su desarrollo, ha sostenido la Humanidad sobre estos aspectos de la vida y de la muerte. Laprimera posición es la de la reencarnación. Todos los pueblos antiguos, clásicos, y todas las religiones en sus orígenes sostuvieron la teoría de la reencarnación. Incluso la religión cristiana, hasta el siglo V –durante el cual se produjeron cismas a causa de ello–, aceptaba esta teoría. Dentro de la religión hebrea ha habido siempre dos corrientes muy fuertes: una interior, que desarrolla la Cábala,y una exterior, completamente exotérica, que llegaba

Página 2 de 10 Cortesía de Nueva Acrópolis España, www.nueva-acropolis.es

LA VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE JORGE ÁNGEL LIVRAGA

hasta a negar la inmortalidad del alma de la mujer que no había tenido un hijo varón. Esas corrientes se van a mezclar hasta que, pasado el tercer siglo, se va a decretar, dentro del cristianismo oficial, católico,apostólico y romano, la completa negación de la existencia de la reencarnación. Pero todos los pueblos antiguos, sumerios, americanos, egipcios, hindúes, chinos o japoneses creyeron en la reencarnación con diversas variantes. Grandes personalidades enseñaron directamente la teoría de la reencarnación: Pitágoras, Platón, Aristóteles, Confucio, Lao Tsé, Buda y muchos otros. Entre los modernos,encontramos a Nietzsche, Schopenhauer y otros filósofos que también reafirmaron esta vieja teoría. Es obvio que las sociedades primitivas –o, por lo menos, las que nosotros consideramos primitivas o primeras– creyeron en la teoría de la transmigración de las almas, es decir, que estas volvían a nacer. De ahí surgieron todas aquellas complejas teorías que hoy, en Occidente, simplificamos un poco:...
tracking img