Laberintoskajs

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2473 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La iniciación a la muerte: Abrazar al ángel de la muerte
El paso final para obtener la libertad personal es prepararnos para la iniciación a la muerte, tomarnos la
muerte como nuestra maestra. El ángel de la muerte puede enseñarnos de qué forma estar verdaderamente
vivos. Hemos de tomar consciencia de que podemos morirnos en cualquier momento; sólo contamos con el
presente para estar vivos.La verdad es que no sabemos si vamos a morir mañana. ¿Quién lo sabe?
Pensamos que nos quedan muchos años por vivir. ¡Pero es así?
Sí vamos al hospital y el médico nos dice que nos queda una semana de vida, Íqué haremos? Como ya
he dicho antes, tenemos dos opciones. Una es sufrir porque nos vamos a morir, decirle a todo el mundo:
«Pobre de mí, me voy a morir», y hacer un gran drama. La otra esaprovechar cada momento para ser feliz,
para hacer lo que realmente nos gusta hacer. Si sólo nos queda una semana de vida, disfrutemos de ella.
Estemos vivos. Podemos decir: «Voy a ser yo mismo. No puedo pasarme la vida intentando complacer a los
demás. Ya no tendré miedo de lo que piensen de mí. ¿Qué me importa si me voy a morir dentro de una
29
semana? Seré yo mismo».
El ángel de la muertenos enseña a vivir cada día como si fuese el último de nuestra vida, como sí no
hubiera de llegar ningún mañana. Empecemos el día diciendo: «Estoy despierto, veo el sol. Voy a entregarle
mi gratitud, y también a todas las cosas y todas las personas, porque todavía estoy vivo. Un día más para ser
yo mismo».
Así es como veo yo la vida. Esto es lo que el ángel de la muerte me enseñó: a permanecercompletamente abierto, a saber que no hay nada que temer. Por supuesto, yo trato a las personas que quiero
con amor porque sé que éste puede ser el último día para poder decirles cuánto las amo. No sé si voy a
volver a ver a mis seres queridos, de modo que no quiero pelearme con ellos.
¿Qué ocurriría sí tuviese una gran pelea con alguien a quien quiero, le lanzase todo el veneno
emocionalque tengo contra él o ella, y se muriese al día siguiente? ¡Ay, Dios mío! El Juez me atacaría con
dureza y yo me sentiría muy culpable por todo lo que dije. Incluso me sentiría culpable por no haberle dicho a
esa persona cuánto la quería. El amor que me hace feliz es el que puedo compartir con la gente que amo.
¿Por qué voy a negar que les quiero? No es importante que me devuelvan ese amor. Quizámuera yo
mañana o tal vez muera alguien a quien amo. Lo que me hace feliz es hacerle saber hoy lo mucho que le
quiero.
Se puede vivir de esta manera. Sí lo haces, te preparas para la iniciación a la muerte. Lo que ocurrirá
en esta iniciación es que el viejo sueño que tienes en la mente morirá para siempre. Sí, tendrás recuerdos del
parásito –del Juez, de la Víctima y de lo que solías creer–,pero estará muerto.
Esto es lo que va a morir en la iniciación a la muerte: el parásito. No resulta fácil emprender esta
iniciación porque el Juez y la Víctima luchan con todas sus armas disponibles. No quieren morir. Y entonces
sentimos que quien va a morir somos nosotros, y tenemos miedo de esta muerte.
Cuando vivimos en el sueño del planeta, es como si estuviésemos muertos. Si sobrevivimosa la
iniciación a la muerte, recibimos el don más maravilloso: la resurrección. Eso quiere decir que renacemos de
entre los muertos, estamos vivos, somos nosotros mismos de nuevo. La resurrección es convertirse otra vez
en un niño, ser salvaje y libre, pero con una diferencia: en lugar de inocencia, tenemos libertad con sabiduría.
Somos capaces de romper nuestra domesticación, recuperarnuestra libertad y sanar nuestra mente. Nos
rendimos al ángel de la muerte sabiendo que el parásito morirá y nosotros viviremos con una mente sana y un
perfecto juicio. Entonces, seremos libres para utilizar nuestra propia mente y dirigir nuestra vida.
Esto es lo que el ángel de la muerte nos enseña en la tradición tolteca. Se nos aparece y nos dice:
«Todo lo que hay aquí me pertenece; no es...
tracking img