Laimagen y el cuerpo, una interrogante clínica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 47 (11674 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La imagen y el cuerpo. Una interrogante clínica.

En la actualidad hay un hecho clínico que cada vez cobra mayor importancia y que se vincula con el cuerpo: en él se muestran manifestaciones clínicas diversas, tales como enfermedades orgánicas, somatizaciones, trastornos psicosomáticos, ausencias de percepciones sensoriales, hipersensibilidad sensorial, etc; por tal motivo nos pareceimportante e incluso necesario volver a pensar la noción de cuerpo en Psicoanálisis. Así mismo estas manifestaciones corporales, que poseen una actualidad innegable, nos enfrentan a una interrogante; interrogante que consiste en lo siguiente: Si consideramos que el tratamiento psicoanalítico ha sido concebido como un tratamiento por la palabra, y consideramos también que los síntomas somáticos notienen representabilidad, no operan a nivel de lo simbólico ¿Cómo podemos abordar este tipo de problemática en donde lo primordial es lo no comunicable por la palabra ¿son entonces analizables?

Nosotros consideramos que hay intervenciones posibles, a condición de no olvidar que, aun y cuando estos “síntomas” mostrados en el cuerpo, no pueden ser considerados como una forma de satisfacciónpulsional sustitutiva, ni como sustituto simbólico, eso no quita el hecho de que se presentan ligados a las circunstancias de la vida y de la historia de la persona que los padece.

Esta aparición de diversos signos corporales, así como el hecho de que en la práctica con niños graves (autistas,[1] trastornos psicosomáticos) se nos pone frente a los signos de algo que aparece en el cuerpo, nosindican que hay que situar nuestra mirada en él, en estas MARCAS EN EL CUERPO.

Esta irrupción del cuerpo en la clínica de hoy, nos lleva a preguntarnos algo quizás muy trivial: ¿Por qué estos pacientes inscriben sus sufrimientos, sus afectos (o la ausencia incluso de estos) en el cuerpo? Esta interrogante nos condujo al enigma de ¿Qué pasa con el cuerpo? ¿Qué pasa en el cuerpo? ¿Qué cuerpo?Basta acaso, con la percepción del mismo para la aparición de un cuerpo como tal, de un cuerpo unificado. La experiencia clínica muestra que no, que la percepción sola no es suficiente para pasar de un cuerpo «real» a un cuerpo unificado, sino que se requiere de una operación subjetivante para que ese conjunto de fragmentos corporales se unifique. Evidentemente esta operación subjetivante serelaciona con la constitución del cuerpo como propio, y que convoca al registro imaginario; imaginario que, como nos dirá Francoise Doltó, no está compuesto sólo de imágenes.

El Registro Imaginario marca la prevalencia de una determinada Gestalt (imagen). Digo Gestalt[2] porque imaginario no es equivalente a imagen.

Imaginario e imagen no son de ninguna manera equivalentes, en la medida enque el registro imaginario no se agota en la imagen; Jacques Lacan utiliza casi siempre, al primero, como sustantivo. La referencia a lo imaginario, en este autor, esta destinada a fundar la posición del yo con sus fenómenos de ilusión, captación y señuelo. El uso especial que efectúa Lacan de la palabra en cuestión no deja de hallarse en relación con el sentido usual del término, puesto quetoda relación imaginaria esta, según él, esencialmente dedicada al engaño. La cuestión será ahora preguntarnos ¿qué entendemos por engaño? Hablar de engaño implica necesariamente inscribir un verdadero y un falso, ¿inscribirlo a que? suponemos que al significante, a la cadena significante, porque sólo en ella podemos hacer una cierta relación con la verdad. Ahora bien ¿en que sentido hablamosde engaño? se nos viene de inmediato una respuesta: en el sentido de esa certeza que nos Hace exclamar “yo soy” (o como lo escribe el poeta Calderón de la Barca, en un fragmento de su composición “La Vida es Sueño”)

Si bien es cierto que imaginario e imagen no son de ninguna manera equivalentes, no deja de ser cierta la constatación de que, al menos en el contexto cultural de nuestra época...
tracking img