Lala

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1249 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 30 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ACTO PRIMERO
En casa de los Prozórov. Salón con columnas;
tras las columnas, una gran sala. Mediodía; fuera
brilla alegremente el sol. En la sala preparan la mesa
para el almuerzo. OLGA, vestida con el uniforme
azul de las profesoras de los gimnasios femeninos,
de pie y caminando, corrige cuadernos sin cesar;
MASHA, vestida de negro, con el sombrero sobre
las rodillas, está sentadaleyendo un libro; IRINA,
vestida de blanco, está de pie, absorta en sus pensamientos.

OLGA- Hace exactamente un año que murió nuestro
padre, el cinco de mayo como hoy; el día de tu
santo, Irina. Hacía mucho frío, nevaba. Me parecía
que no iba a poder soportar tanto dolor, tú estabas
desmayada, como muerta.
Recuerdo que durante el entierro tocaba la
música y en el cementerio dispararon unassalvas.
Nuestro padre era general, mandaba una brigada;
sin embargo, hubo poca gente. Verdad que aquel
día llovía. Llovía mucho y nevaba.

IRINA- ¡Para qué recordarlo!

OLGA- Hoy no hace frío, se pueden tener las ventanas
abiertas; pero los abedules aún no han despuntado.
Nuestro padre recibió el mando de una
brigada y partió de Moscú, con nosotras, hace once
años; recuerdo perfectamenteque a comienzos de
mayo, es decir, en este tiempo, en Moscú ya no hace
frío, todo florece y está bañado por el sol. Han pasado
once años, pero yo recuerdo lo de allí, como si
nos hubiéramos ido ayer. ¡Dios mío! Esta mañana,
al despertarme, he visto mucho sol, he visto la pri
mavera y me he sentido conmovida con enormes
deseos de volver a mi lugar natal.

OLGA- No silbes, Masha. ¡Cómo se teocurre!
En estos cuatro años, desde que enseño en el gimnasio,
siento que cada día voy perdiendo, gota a gota, las
fuerzas y la juventud. Y sólo crece y se hace más
fuerte un sueño...

IRINA- Ir a Moscú. Vender la casa, liquidar todo lo
de aquí y a Moscú...

OLGA- ¡ Sí! A Moscú, cuanto antes.

IRINA- Nuestro hermano, probablemente, será
profesor y, de todos modos, no se quedará avivir
aquí. La única dificultad está en la pobre Masha.

OLGA- Masha vendrá a pasar todos los veranos a
Moscú.
Masha silba suavemente una canción.

IRINA- Quiera Dios que todo se resuelva bien. (Mirando
por la ventana.) Hoy hace buen tiempo. No sé
por qué me siento el alma tan inundada de luz. Esta
mañana me he acordado de que era mi santo y, de
pronto, he experimentado una gran alegría; herecordado
mi infancia, cuando aún vivía mamá. ¡Y
qué pensamientos más maravillosos me han conmovido,
qué pensamientos!
OLGA- Hoy estás radiante, pareces extraordinariamente
hermosa. Masha también es hermosa.
Hoy estoy libre, me quedo en casa y no me duele la
cabeza; me siento más joven que ayer. Tengo veintiocho
años nada más… Todo está bien, todo de
pende de la voluntad divina, pero meparece que si
me casara y me quedara todo el día en casa, aún
estaría mejor. (Pausa.) Yo amaría a mi marido.

Entra CHEBUTIKIN

IRINA- ¡Iván Románich, querido Iván Románich!

CHEBUTIKIN- ¿Qué, hija mía, qué, mi encanto?

IRINA- Dígame, ¿por qué me siento tan feliz hoy?
Es como si estuviera en un velero y sobre mi cabeza,
en el amplio cielo azul, volaran aves blancas. ¿A
qué se debeesto? ¿A qué se debe?

CHEBUTIKIN (le besa las manos, tiernamente)-Mi ave
blanca...

CHEBUTIKIN: Se me había olvidado decirles una cosa: hoy
las visitará nuestro nuevo jefe de batería, Vershinin.

OLGA- Bueno, ¡ encantada!

IRINA- ¿Es viejo?

CHEBUTIKIN-No, no lo es, tendrá unos cuarenta
o cuarenta y cinco años, no más.
Parece muy simpático. No tiene nada de
tonto, esto es indudable.Sólo que habla mucho.

IRINA- ¿Es un hombre interesante?

CHEBUTIKIN- Sí, bastante, sólo que tiene mujer,
suegra y dos niños. Además, está casado en segundas
nupcias. Cuando va de visita, siempre dice que
está casado y que tiene dos niños. Aquí también lo
dirá. Su mujer está un poco chiflada, lleva una larga
trenza de adolescente, habla sólo con frases ampulosas,
filosofa y a menudo...
tracking img