Lala

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2149 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 10 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La fiducia:

contrato de buena fe consistente en la enajenación de una res mancipi a  través de la mancipatio o la in iure cessio. Intervienen el fiduciante(quien enajena la propiedad)y el fiduciario(quien compra la res mancipi). La acción del fiduciante es la actio fiduciae, de la que dispone también el fiduciario como “acción contraria”, para pedir el resarcimiento de los daños y perjuiciosque la pueda haber ocasionado la cosa entregada en fiducia. Tipos de fiducia:
- De confianza(cum amico): se enajena la propiedad a favor de un fiduciario para que éste la tenga en depósito durante un plazo de tiempo determinado, o cuando se  transmite por causa de muerte una propiedad a un donatario.
- De garantía(cum creditore): se enajena la propiedad al fiduciario hasta que el fiduciantecumpla una obligación que tenía pendiente con él, y que una vez cumplida, se devuelve. Cabe, sin embargo, la posibilidad de que el fiduciante recupere la cosa, en cuyo caso le basta 1 año de posesión de la misma para hacerse propietario de ella por “usureceptio fiduciae”, de características similares a la usucapión.
La fiducia desapareció en la época postclásica, sustituyéndose por otras figuras, enlas que no se da la transmisión de la propiedad, sin de la posesión(la prenda).

La prenda
Pignus (p.) quiere decir objeto entregado en garantía e incluso la misma garantía. Este término latino ha pervivido en castellano en las formas «pignorar», «pignoración», «empeñar», etc. Se suele decir que el p. es un préstamo pretorio de garantía, porque aparecía en el orden del Edicto incluido en el derebus creditis, y porque la acción del p. es pretoria. En efecto, conforme al esquema del Derecho romano clásico, lo importante de cada institución son las diversas acciones procesales y sólo del estudio de éstas podemos deducir el ámbito jurídico respectivo. Entonces, al hablar del p. nos hallamos, en primer lugar, con una actio pigneraticia personal, con fórmula in factum que se da contra elacreedor pignoraticio (persona que recibe un objeto en garantía del cumplimiento de una obligación) y a favor del deudor pignorante, cuando aquél retiene indebidamente la cosa entregada en garantía. Es claro que, como corresponde a la naturaleza de «préstamo»(v. CREDITUM) de garantía, la acción se da por una retención indebida de una cosa. De todos modos, la situación del acreedor pignoraticio estáprotegida por los interdictos (v.) posesorios e incluso cuando el pignorante se apropia de la cosa (furtum possessionis) el acreedor dispone contra él de la actio furti. La posesión pretoria del acreedor pignoraticio no excluye, por supuesto, la posesión civil del deudor pignorante, de modo que éste puede incluso completar -sin la tenencia material de la cosa, que corresponde al acreedorpignoraticio- el plazo de la usucapión. Con tal motivo, el pignorante conserva siempre la acción reivindicatoria contra el que tome posesión de la cosa, aunque él mismo no sea más que propietario in bonis. Aunque dare significa hacer propietario al que recibe, sin embargo, cuando se habla de datio pignoris, hay que entender que lo que se da es simplemente la garantía y no la,propiedad.
     
Normalmenteconstituyen el objeto del p. las cosas específicas, y no sólo los bienes inmuebles, sino también los muebles, de los que el acreedor pignoraticio es responsable por custodia. Cuando el p. haya ocasionado gastos al acreedor, éste puede resarcirse de ellos mediante la actio negotiorum gestorum, y si el pignorante le ha causado daños dolosamente con la actio de dolo; pero si se hubiese empeñadodolosamente otra cosa ya pignorada o ajena, el acreedor puede servirse del llamado crimen stellionatus (v. CRIMINA). En cambio, es poco probable que haya existido respecto a la prenda el llamado iudicium contrarium.
Hemos dicho ya que el p. es un préstamo de garantía, lo cual supone la existencia de una obligación que se garantiza, incluso natural. El acreedor pignoraticio, por tanto, retiene...
tracking img