Lamento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (743 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAMENTO
(Carmen Holguín Chaparro)

Rosario me dijo adiós con la mano,
sus dedos agitándose en el viento oscuro
son la última imagen que me dejó
después de esa mañana de sonrisa adormilada.Ana nunca volvió a casa,
la siguiente vez que vi sus manitas aterradas,
Lorena estaba en la morgue,
reconocí a mi princesa de los domingos
por el anillo con su nombre: Demetria.

Por lo demás,aquel cuerpo informe
no me decía nada
de aquella Elena de cantos
lavando la ropa en el patio de la casa,
no me hablaba de aquella chispa
que encendía la soledad.

Por lo demás,
aquel rostrociego
no me miraba con los ojos de mi Lupita
frunciendo el ceño para llamarme la atención
cuando algo no le gustaba.

Por lo demás,
no parecía el cabello de mi Antonia
tan lleno éste de arena, deramas secas,
de basura entremetida a la fuerza en aquél,
el de Rosa, tan peinado y brillante siempre
para lucirlo como a ella le gustaba
sobre su espalda, siempre derecha
a pesar del cansanciopor las largas jornadas en la maquiladora.

¡Ay!, una madre no imagina nunca
cuando su bebé de 18, 24, 30 años
le dice adiós con su mano en el viento,
que jamás la volverá a escuchar
llegandodel trabajo,
dejándose caer en el raído sillón de la sala,
cerrando los ojos a voluntad
para descansar unos segundos.

Una madre no puede pensar nunca
que su chiquita no volverá a cruzar elumbral
para darle uno de esos abrazos de sol
que entran con ella.

Una madre no entiende
el cuerpo inerte de Gloria sobre la plancha,
la cabeza de Sonia con las cuencas vacías,

el pecho de Andreasin sus senos niños.

Una madre que vive ese mal sueño
jamás despierta de la pesadilla…
Juana me dijo adiós con la mano
y sonreía.

ENSEÑANZA MEXICANA
(Mario E. Pineda Quintal)

Hincado enlas chozas del salario mínimo
el pueblo aprende frágiles licenciaturas
de cómo soñar quincenas tiradas por aires acondicionados
en menos de ocho horas diarias.
De cómo arranarse sobre almohadas...
tracking img