Lara

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1092 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Respetar la vida
La Iglesia católica es clara respecto a su postura, tanto hacia la fecundación in vitro en su conjunto como también hacia el uso de madres de alquiler. En su instrucción de 1987 sobre el respeto a la vida humana en sus orígenes, la Congregación para la Doctrina de la Fe trataba el tema de las madres de alquiler entre otros puntos.
La instrucción rechazaba la práctica, no sóloporque introduce una tercera persona en la relación del marido y la esposa sino también porque "la maternidad sustitutiva representa una falta objetiva contra las obligaciones del amor materno, de la fidelidad conyugal y de la maternidad responsable".
La instrucción también sostenía que la utilización de una madre de alquiler ofende la dignidad y el derecho del niño a venir al mundo de sus propiospadres.
Estas enseñanzas fueron confirmadas por el Catecismo de la Iglesia Católica: "El hijo no puede ser considerado como un objeto de propiedad, a lo que conduciría el reconocimiento de un pretendido ‘derecho al hijo'. A este respecto, sólo el hijo posee verdaderos derechos: el de ‘ser el fruto del acto específico del amor conyugal de sus padres, y tiene también el derecho a ser respetado comopersona desde el momento de su concepción'" (No. 2378).
Desgraciadamente la globalización ha alcanzado al vientre materno y está teniendo lugar un comercio de vida humana en detrimento de los derechos humanos.
Por el padre John Flynn, L. C., traducción de Justo Amado 
Aborto y Bioética
La vida es sagrada y todos los seres humanos, sobre todo los más débiles, tienen derecho a la vida. Por eso laIglésia no puede aceptar el aborto. Reprueba el acto por ser malo en sí pero no condena a las personas. Dios es perdón y misericordia infinita. Defendiendo al niño que ha de nacer, la Iglesia se hace defensora del derecho de todos los seres humanos a la vida.
Las leyes que liberalizan el aborto atentan contra este principio de base de toda democracia y constituyen un abuso de poder. Son, por otraparte, las únicas votadas por gentes sobre las que no se aplicarán jamás. Estas leyes son terribles porque crean un espacio jurídico para el crimen -la eliminación de un inocente sin defensa- y porque pervierten el sentido del bien y del mal en la sociedad: para la mayor parte de la gente, en efecto, legal y buenos son sinónimos.
Es verdad que algunas mujeres pueden verse sumidas en ladesesperación a causa de un embarazo no deseado -debido a una violación, por ejemplo- pero el aborto no hace sino agravar una situación desgraciada. Existen otras soluciones (ver cuestión 27). Luchando contra el aborto, la Iglesia quiere defender a la mujer, cuya dignidad es la primera lesionada en este asunto.
También para que la dignidad humana sea preservada, la Iglesia se opone a la fecundación in vitro,a la inseminación artificial, a las madres de alquiler, etc.
Los anticonceptivos y el aborto - que es la consecuencia lógica, pues es necesario paliar los fracasos de la anticoncepción- resultan de la voluntad de separar acto sexual y procreación. Por una parte, se pretende impedir los nacimientos y, por otra, provocarlos bajo control. Es una puerta abierta a todos los abusos. Famososcientíficos, como el profesor Testard a pesar de no ser cristianos han denunciado ya estos posibles desvíos. El problema fundamental que provocan estas técnicas es el de considerar el cuerpo del hombre como una cosa y no como una persona.
La Iglesia prefiere fomentar una investigación destinada a resolver los problemas de la esterilidad que respete plenamente la intimidad de la unión sexual de los cónyuges.El mensaje que la Iglesia dirige al mundo contemporáneo es exigente, como lo es el de Cristo en el Evangelio. Es coherente y quiere defender la dignidad del hombre, de todo hombre, de todo el hombre "Para conocer al hombre, el verdadero hombre, íntegro..." (Pablo VI)
“La clonación humana es un atentado fundamental contra el orden creado por Dios”, afirma una declaración del Sínodo de la...
tracking img