Las órdenes religiosas en la evangelización del nuevo mundo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3417 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ESPINOSA

SPÍNOLA,

G.

“LAS NUEVO

ÓRDENES MUNDO”,

RELIGIOSAS EN AA.VV.

EN

LA

EVANGELIZACIÓN 2005, PP. 249-257.

DEL

ESPAÑA

MEDIEVAL Y EL LEGADO DE OCCIDENTE, MÉXICO, SEACEX-INAH,

El descubrimiento de América fue para sus protagonistas el descubrimiento del paraíso. Paraíso terrenal para los conquistadores que ante sus ojos desplegaba sus inmensas tierras yriquezas, paraíso espiritual para los religiosos que veían en ella una nueva oportunidad para la construcción de la primitiva iglesia cristiana, lejos de las encorsetadas jerarquías eclesiásticas y las definiciones dogmáticas, y lejos también de la vieja iglesia europea cuyos cimientos se removían en estos momentos. Esta empresa misional recayó en la Corona Española gracias a los privilegios que leotorgó la bula Universalis Ecclesiae dada por Julio II en 1508, por la que se les conceden a los monarcas hispanos el Patronato de la Iglesia en América. Estos, a su vez, confiaron a las órdenes religiosas la conquista espiritual del territorio, legitimando su actuación mediante dos bulas papales: la Alias Felicis dada por León X el 25 de abril de 1521 y la Exponis Nobis Nuper Fecisti (Omnimoda) deAdriano VI otorgada el 10 de mayo de 1522. Ambas proporcionaban a las órdenes mendicantes autoridad apostólica allí donde faltaran obispos o se hallaran éstos a más de dos jornadas de distancia, salvo en aquellos ministerios que exigían consagración episcopal. Varias fueron las razones que determinaron este monopolio de las órdenes religiosas en la evangelización de América, argumentado legalmente porla bulas papales mencionadas, las cuales son fruto en algunos casos de las condiciones mismas del descubrimiento del Nuevo Continente. Así, tras el fracaso de la experiencia caribeña, que supuso la desestructuración de la sociedad indígena y el progresivo exterminio de la población autóctona, la incorporación en 1521 de las posesiones del imperio azteca a los dominios hispanos, con su riqueza,extensión territorial y amplio abanico cultural, puso en marcha el proceso de conversión y evangelización de las distintas comunidades que formaron el Virreinato de la Nueva España. México se convierte entonces en un gran banco de pruebas donde se prioriza la labor evangélica, en oposición a la política de los gobernantes hispanos caribeños que apenas se preocuparon por construir iglesias,encargándose de ella las órdenes religiosas que predican con vigor el retorno a la pobreza y basan sus reglas en la vida comunitaria, la oración y la predicación. Entre esas órdenes monásticas destacaron las “mendicantes”, llamadas así

1

porque fueron fundadas al margen de los beneficios eclesiásticos, sustentándose gracias a las limosnas voluntarias de sus fieles y benefactores. Pero no sólo elideal de pobreza debía sustentar la nueva iglesia indiana, además era necesario que sus protagonistas gozarán de sólida formación moral y buena preparación teológica e intelectual, es decir, debían ser “varones probos y temerosos de Dios, doctos, instruidos y experimentados”, tal como solicitara ya el papa Alejandro VI en la bula Inter caetera de mayo de 1493. Los elegidos serán los religiosos de lasórdenes de San Francisco, Santo Domingo y San Agustín, quienes sumaban a su condición de mendicantes profundas reformas en el seno de sus congregaciones, encaminadas al estricto cumplimiento de su regla y a recuperar su disciplina regular primigenia, urdidas ambas en el pensamiento medieval, constituyendo una especie de élite intelectual entre el estamento eclesiástico hispano de la época. Altacapacitación y nivel de exigencia que facultó a los mendicantes en su defensa de los indios, consiguiendo tanto bulas y breves papales como mandatos de la corona y los virreyes, relativos a los derechos y deberes de la población amerindia. La libertad de los naturales y su capacidad para recibir la doctrina cristiana fueron principios asentados por las bulas Veritas Ipsa y Sublimis Deus...
tracking img