Las almas muertas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (572 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
2. De Nicolai V. Gogol, en Las Almas Muertas.

“La propiedad le parecía bastante grande… era una casa por el estilo de las que se suelen construir en Rusia para viviendas de militares y colonosalemanes….Según parecía, el dueño se preocupaba mucho de la solidez. Para la cuadra, el cobertizo y la cocina se habían empleado gruesas y pesadas vigas, destinadas a una duración secular…todo estabaconstruido sólidamente…. En una palabra, todo lo que veía Chichikov era fuerte y firme, pero de aspecto antiestético.

Al llegar a la escalinata divisó dos cabezas que se asomaban casi a la vez en unaventana: una femenina de rostro estrecho y alargado como un pepino, y tocada con un gorro, y la otra, de hombre, de semblante ancho como una calabaza…

“Al mirar Chichikov de reojo a Sobakievich,lo comparó con un oso de tamaño mediano. Para completar la semejanza, su frac tenía un color de piel de oso, las mangas eran largas y los pantalones también; andaba descuidadamente, y a cada momentopisaba los pies de los demás. El color de su rostro era rojizo y ardiente como el de una moneda de cinco kopeks.

“Como se sabe, existen en el mundo muchos rostros en cuyo modelado no ha pensadomucho la naturaleza ni ha empleado instrumentos pequeños, como, por ejemplo, limas, punzones, etcétera, sino que ha cortado con toda su fuerza. Un hachazo, y ya está la nariz; otro hachazo, y ya estánlos labios; con una gran barrena ha perforado los ojos y sin pulir el rostro, lo ha lanzado al mundo, diciendo: “¡vive!”
Tal era la cara de sobakievich, fuerte y tallada de una manera rudimentaria lamantenía más bien inclinada, no movía casi en absoluto el cuello y, debido a esta rigidez, era raro que mirase a su interlocutor; siempre miraba a la estufa o a la puerta. Chichikov volvió a mirarlooblicuamente, cuando pasaban por el comedor: “un oso, un verdadero oso.” ¡Y qué extraña coincidencia: se llamaba Mijail Semionovich!” ( A los osos se los llama en Rusia, Misha, diminutivo de Miguel”....
tracking img