Las angustias de montilla por el reconocimeitno de la villa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 66 (16331 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
A Valentina, Ana Cecilia y Sebastián la razón de ser, de mí ser…

A Moisés, quien siempre trató de abrir Las aguas del saber y el conocimiento

2

LAS ANGUSTIAS DE MONTILLA POR EL RECONOCIMIENTO DE LA VILLA
(Apuros y carreras para el reconocimiento de Venezuela por los países europeos)

PROLOGO Con desenfado y un agudísimo sentido de la ironía, nos relata Oswaldo Reques uno de lostantos episodios fallidos, desacertados y en el fondo tristes de las Relaciones extranjeras del País. Si, claro está, uno sabe de la existencia del imperio dominante, el cual sustituye a uno anterior. Pero igual ocurrió con otros Países del subcontinente y pocos, por no decir ninguno, han errado tanto.

Creerse que nos agradecerían algo por la Gesta Independentista, es una idea romántica ydesacertada de la política. Reques posee, si algo faltare a más de su talento, un nivel de información notable. Ello permite echar el cuento como es y lo que sucediera a Mariano Montilla, víctima del mismo. Montilla acompañó los últimos momentos de Bolívar y fue Gobernador de Cartagena muchos años. Luego, el Congreso Santanderista lo despojó de su título de General en Jefe. Y el Congreso Venezolano se lorestituyó, entendiendo que Santander era “el hombre de las Leyes”, pero particularmente dotado para interpretarlas en su propio beneficio. Reques nos guía por todos los vericuetos que conforman la extraña misión encomendada a Montilla, las causas del fracaso de la misma y otras cosillas que vienen como anillo al dedo. Lo hace además con talento, con donosura, con un sentido que le permite aludir ala realidad contemporánea. No es por simple compromiso amistoso que hacemos este prólogo. Desearíamos que el trabajo fuese leído, en aras de que resulta cierto aquello de

3

que el hombre es capaz de extraer lecciones de cuanto ocurriera. Ojalá y sea cierto y quienes figuren entre los lectores de Oswaldo traten de entender la idiosincrasia, el verdadero peso y el sentido de una políticainternacional.

Moisés Moleiro Caracas, octubre de 2001

Breve relato sobre este Prólogo Este prólogo tiene su propia historia, primero porque el libro se escribe ante la promesa de Moisés de hacer un prólogo para él y su deseo de que la historia fuera publicada. En diciembre de 2000, le hago entrega del texto y Moisés tarda mucho en escribirlo, y yo pacientemente esperaba que el mismo fuera unhecho. Un día de octubre de 2001 tengo un mensaje en mí teléfono celular y es Moisés burlándose de mí grabación y diciéndome que ya está listo el prólogo, que es cortico, pero contundente. Los días fueron pasando, hasta que en noviembre voy a casa de Moisés con mí esposa para buscarlo, pero él estaba muy enfermo, con fiebre y no podía levantarse. Insiste en que lo busque entre sus cosas, pero ante elintento nos da pena a Valentina y mí urgar su privacidad, él nos reclamó y dijo una de esas que soltaba. El día a día nos fue llevando en el tiempo y hablábamos por teléfono y le decía que iba a pasar buscándolo de nuevo. Llegó el año nuevo y con él el proceso de agravamiento de la enfermedad de Moisés, la que finalmente acabó con su vida el 14 de febrero de 2002. Para mí el prólogo se habíaperdido en el papelero del querido amigo. En una salida con mí amiga Fernanda, hija de Vizzencina, última pareja, compañera y amiga de Moisés, le dije que le preguntara a su mamá si había visto el prólogo. Finalmente por esas cosas

4

de la vida, mí suegra y Vizzencina se encontraron, y esta última le comentó a mí suegra que había encontrado el prólogo. Un día de mayo, que supe que Vizzencinairía a casa de Fernanda, me fui con mí familia y la esperamos, demoró más de los cinco minutos que dijo tardaría en llegar, pero llegó y finalmente con lágrimas en los ojos y una sonrisa de amor a quien conoce desde que aún era un niño, entregó una página, que representaba un legado, una promesa y un compromiso dejado en manos de tan cumplida emisaria y que recogía lo que acaban de leer, y el...
tracking img