Las batallas en el desierto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (341 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 16 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Recuerdas cuando pasábamos las tardes viendo a Rogelio Moreno? En aquel entonces los niños jugábamos todavía stop, resorte, avión, burro castigado y bote pateado. Soñábamos con ser sobrinos del TíoGamboín y participar en el maratón del gato GC.

Si tienes menos de 22 años probablemente no entiendas ni jota, pero te das cuenta que existió otro tiempo que muchos recordamos con nostalgia.Precisamente es lo que logra José Emilio Pacheco, (una de las mejores plumas mexicanas de los últimos tiempos) en su libro las batallas en el desierto.

El protagonista es un niño que vive en lacolonia Roma de la ciudad de México en la década de los 50, quien narra con singular emoción todo lo que le llenaba de gozo en esos días: radiocomedias que ya no se transmiten, historietas que sólo sepueden ver en las más raras colecciones, cines que han cerrado y héroes de películas que pertenecen a una época más inocente.

Pacheco logra llevarnos de vuelta a aquellos días que se han ido con sumagistral forma de contar historias; en unas cuantas páginas (apenas 70) logra profundizar en temas que muchos en 500 páginas son incapaces de desentrañar.

La trama gira al súbito amor que despiertaMariana en nuestro protagonista, (Oye Carlos, ¿porqué tuviste que decirle que la amabas a Mariana?) de ahí se desencadenan sucesos que desenmascaran la sociedad hipócrita de la doble moral que reinaba yreina todavía en México. Pacheco sacude nuestras conciencias cuando escribe: “el amor es una enfermedad, cuando en este mundo lo natural es el odio.”

Pero no te imagines lector que aquella lejanaciudad era tan diferente a la de ahora, porque según Pacheco en aquella ciudad de México la gente se quejaba de la inflación, los cambios, el tránsito, la inmoralidad, el ruido, la delincuencia, elexceso de gente, la mendicidad, los extranjeros, la corrupción, el enriquecimiento ilícito de unos cuantos y la miseria de casi todos. Por ello aunque el escritor nos diga que “se acabó esa ciudad y...
tracking img