Las cinco reglas de la felicidad del budismo tibetano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1476 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 1 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS CINCO REGLAS DE LA FELICIDAD DEL BUDISMO TIBETANO
1.-Libera tu corazón de odio
2.-Libera tu mente de preocupaciones
3.-Vive humildemente
4.-Da más
5.-Espera menos

Estas cinco reglas estan relacionadas, si bien os fijáis, con los llamados "venenos" del Budismo Tibetano. Todas las enseñanzas buditas estan relacionadas.

1.- La primera regla, libera tu corazón de odio, nos aconsejaapartarnos de uno de los tres venenos principales, el odio.

2.- Libera tu mente de preocupaciones reitera la importancia de no conceder tanta importancia a las situaciones y los pensamientos y tener más presente la relatividad intrínseca de todos los fenómenos.

3.- Analizando la tercera, vemos que la humildad es el antídoto al veneno del orgullo.
4.- la cuarta regla para la felicidad:ésta habla de la generosidad con una buena motivación, el no-egoísta. Esto es vital. Lo importante es el acto de dar (sin la intención de recibir), por eso, lo importante es que ofrezcamos cosas que nosotros creemos valiosas e importantes. Ya que ahora nos estamos fijando más en nuestro acto personal generoso que en el que recibe, si damos cosas que consideramos buenas y valiosas estamos generandomayor generosidad que si ofrecemos algo que no apreciamos.

5.- La quinta y última regla para la felicidad se puede considerar un resumen del siguiente concepto: "acepta más, espera menos". Si aceptamos las cosas como nos las encontramos nuestra felicidad será mayor. Si por contra siempre nos hacemos una idea de lo que deseamos que nos pase y nos imaginemos como queremos que sea lo que sabemos queva a suceder, al ver la realidad caeremos en una comparación y nos decepcionaremos. No debemos hacer demasiados planes ni deseos para el futuro, debemos tener una actitud abierta a lo que se nos muestre, aceptando toda clase de cosas.

De esta forma vamos a incrementar nuestra felicidad: alejándonos del odio, las preocupaciones y el orgullo y abrazando la generosidad y la actitud mentalabierta. Resumiendo: evitando los venenos y aplicando los antídotos.
Estos sabios consejos de la Comunidad de Budismo Tibetano Conchog Sum son verdaderas Joyas que todos deberíamos practicar.

Los venenos son tres
Si nos remontamos atrás en el tiempo y observamos el camino recorrido por el hombre, si buscamos con detenimiento cuándo comenzó a dar sus primeros pasos como ser consciente, como sercapaz de verse y sentirse a sí mismo y vivir acorde a la realidad que lo rodeaba, si analizamos cuándo dejó a un lado sus proyecciones y renunció a buscar en las explicaciones mágicas, míticas, racionales, o incluso en las divinas, el esclarecimiento de su devenir en este mundo ilusorio, observaremos que fue muy pronto cuando constató que padecía de una extraña dolencia: también se sentía como un serinfeliz.
Sus actuaciones, su comportamiento cotidiano (para consigo y para con los otros) su manera de hablar, moverse, pensar y reflexionar, estuvieron marcados desde bien temprano por los denominados Tres Venenos (en sánscrito klesha) a saber, su capacidad para odiar, apegarse y, en definitiva, dejarse llevar por su propia ignorancia. Estos tres aspectos son connaturales a su existencia.
Fueun ser humano, Shidarta Gautama, nacido hace más de dos milenios en el norte de India (Kapilavastu) el que pondría nombre, método y solución a este padecer. Tras ejercer rigurosas prácticas de ascesis y saborear las distintas posibilidades que le ofrecían los religiosos de su época, encontró, sin embargo, un camino de conocimiento que trascendía y superaba lo hasta entonces experimentado.
Así,tras largas jornadas de meditación sentada y serena reflexión, alcanzó un estado al que podríamos considerar como "salud total". Esta experiencia, liberadora del sufrimiento, la compartió inmediatamente con aquellos que se acercaron a sentirlo por sí mismos. Desde entonces, esta enseñanza se sigue transmitiendo de igual a igual, de ser a ser.
 El Buda enseñó que los venenos son tres: la...
tracking img