Las ciudades medievales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1587 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La ciudad medieval en Henri Pirenne Esteban Ruiz Serrano El libro que se va a comentar, Las ciudades de la Edad Media, es un fragmento de la obra más general de Pirenne, Las ciudades y las instituciones urbanas, publicada póstumamente en 1939. Henri Pirenne (1862-1935) inició su trayectoria como historiador con investigaciones sobre historia social y política de los Países Bajos. Sólo en los años30, cercano a la muerte, publica su obra principal, Mahoma y Carlomagno, un clásico de la historiografía del siglo XX. En ella sostiene que la Edad Media no comienza con las invasiones bárbaras sino con las islámicas. El motivo es que sólo con la aparición del Islam se produce el “cierre del Mediterráneo”. Hasta entonces, a pesar de las invasiones de los bárbaros y de la destrucción política delImperio Romano de Occidente, el Mediterráneo había sido un espacio cultural y económico unitario. Sólo con la llegada de los árabes tiene lugar la división del Mediterráneo en tres grandes áreas: el Sur, ocupado por el Islam; el Este, en el que se mantienen los vestigios del Imperio Bizantino y el Oeste, del que surge la cultura medieval occidental a partir del Imperio Carolingio. Por eso, segúnla célebre frase de Pirenne, “Carlomagno resulta inconcebible sin Mahoma”. Este punto de vista es decisivo en la interpretación que hace Pirenne de la génesis de la ciudad medieval. Pirenne presenta el siglo de Carlomagno como una época de renacimiento religioso, cultural y político, pero de profunda crisis económica, provocada por la inestabilidad de los mares. El Mediterráneo había sido “cerrado”por el Islam y el Atlántico por vikingos y escandinavos. Las antiguas ciudades costeras, como Marsella, entran en declive y comienzan a fundarse núcleos urbanos interiores. La vida cultural también se repliega desde el Mediterráneo hacia el interior. Si aún en tiempos de las invasiones bárbaras los principales pensadores (Boecio, Isidoro de Sevilla) continuaban siendo mediterráneos, en los siglosVIII y IX las grandes figuras intelectuales (Alcuino, Bonifacio, Eginardo) son hombres del continente. El Imperio Carolingio es, pues, un “estado continental sin salidas”, que, debido a la imposibilidad de un comercio marítimo fluido, está sujeto a una economía agrícola de subsistencia. Es esta crisis económica la que implica la crisis definitiva de la ciudad antigua, que había sobrevivido a lasinvasiones bárbaras.

Biblioteca SAAVEDRA FAJARDO de Pensamiento Político Hispano

Esteban Ruiz Serrano, La ciudad medieval en Henri Pirenne.

La transición entre esa ciudad antigua, que desaparece con las invasiones islámicas, y la ciudad medieval propiamente dicha tiene lugar con la emergencia de la “cité” y el burgo, dos estructuras urbanas que podrían ser consideradas “protociudades”medievales, aunque Pirenne no utilice este término. Pirenne distingue el término “cité”, que el traductor mantiene en francés en la versión española, del término “ville”, traducido por “ciudad” en el texto español. “Cité” sería una agrupación urbana que no puede identificarse con la ciudad medieval pero que con frecuencia está en su origen histórico, de ahí la condición de “protociudad” que se laasigna en esta nota. “Ville” sería la ciudad medieval propiamente dicha, resultado de la “cité” como se verá más adelante. Las cités eran, en principio, ciudades antiguas dotadas de una organización municipal propia del Imperio Romano. Con la crisis final del Imperio y el triunfo del cristianismo las cités empiezan a identificarse con las sedes episcopales, capitales de diócesis que se organizan entorno a una catedral. La sociología de una cité es relativamente sencilla: está habitada por diferentes estamentos clericales (obispo, autoridades diocesanas, sacerdotes, monjes del entorno, miembros de las escuelas religiosas) y por el personal dedicado a los servicios que necesita la comunidad (principalmente alimentación y vestido). Es frecuente que las cités acojan mercados en los que se...
tracking img