Las coorientes filosoficas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 64 (15783 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ANONIMO LA ESTRELLA DE SEVILLA

Personajes: El Rey don Sancho Don Arias Don Pedro de Guzmán, Alcalde mayor Don Gonzalo de Ullo Fernán Pérez de Medina Don Sancho Ortiz Busto Tavera Estrella, dama Teodora Natilde Iñigo Osorio Don Manuel Clarindo, gracioso Pedro de Caus, Alcalde

ACTO PRIMERO (Salen El Rey, Don Arias, Don Pedro de Guzmán, y Farfán de Ribera Rey: Muy agradecido estoy al cuidadode Sevilla, y conozco que en Castilla soberano rey ya soy. Desde hoy reino, pues desde hoy Sevilla me honra y ampara; que es cosa evidente y clara, y es averiguada ley, que en ella no fuera rey si en Sevilla no reinara. Del gasto y recebimiento, del aparato en mi entrada, si no la dejo pagada, no puedo quedar contento. Mi Corte tendrá su asiento en ella, y no es maravilla que la Corte de Castillade asiento en Sevilla esté; que en Castilla reinaré mientras reinare en Sevilla. Pedro: Hoy sus Alcaldes Mayores agradecidos pedimos tus pies, porque recebimos en su nombre tus favores. jurados y regidores ofrecen con voluntad, su riqueza y su lealtad, y el Cabildo lo desea, con condición que no sea en daño de tu ciudad.

Rey: Yo quedo muy satisfecho. Pedro: Las manos nos da a besar. Rey: Id,Sevilla, a descansar; que con mi gozo habéis hecho como quien sois, y sospecho que vuestro amparo ha de hacerme rey de Gibraltar, que duerme descuidado en las colunas, y con prósperas fortunas haré que de mí se acuerde. Farfán: Con su lealtad y su gente Sevilla en tan alta empresa le servirá a Vuestra Alteza, ofreciendo juntamente las vidas. Arias: Así lo siente su Majestad, de los dos; y satisfechode vos queda, de vuestro deseo. Rey: Todo, Sevilla, lo creo y lo conozco. Id con Dios. Vanse [don Pedro y Farfán] Arias: ¿Qué te parece, señor, de Sevilla? Rey: Parecido me ha tan bien, que hoy he sido sólo rey. Arias: Mucho mejor, mereciendo tu favor, señor, te parecerá cada día. Rey: Claro está; que ciudad tan rica y bella, viviendo de espacio en ella, más de espacio admirará. Arias: El adornoy las grandezas de las calles, no sé yo si Augusto en Roma las vio, ni tuvo tantas riquezas. Rey: Y las divinas bellezas, ¿por qué en silencio las pasas? ¿Cómo limitas y tasas sus celajes y arreboles? Y di, ¿cómo en tantos soles, como Faetón, no te abrasas?

Arias: Doña Leonor de Ribera todo un cielo parecía; que de su rostro nacía el sol de la primavera. Rey: Sol es, si blanca no fuera; y a unsol con rayos de nieve poca alabanza se debe, si, en vez de abrasar, enfría. Sol que abrasase querría, no sol que helado se bebe. Arias: Doña Elvira de Guzmán, que es la que a su lado estaba, ¿qué te pareció? Rey: Que andaba muy prolijo el alemán; pues de en dos en dos están juntas las blancas ansí. Arias: Un maravedí vi allí. Rey: Aunque Amor anda tan franco, por maravedí tan blanco no diera unmaravedí. Arias: Doña Teodora de Castro es la que viste de verde. Rey: Bien en su rostro se pierde el marfil, y el alabastro. Arias: Sacárala Amor de rastro, si se la quisiera dar, porque en un buen verdemar engorda como en favor. Rey: A veces es bestia Amor, y el verde suele tomar. Arias: La que te arrojó las rosas, doña Mencía, se llama, Coronel. Rey: Hermosa dama, mas otras vi más hermosas.Arias: Las dos morenas brïosas que en la siguiente ventana estaban, eran doña Ana y doña Beatriz Mejía, hermanas, con que aun el día nuevos resplandores gana. Rey: Por Ana es común la una, y por Beatriz la otra es sola como el fénix, pues jamás le igualó ninguna.

Arias: ¿La buena o mala fortuna también se atribuye al nombre? Rey: En amor, y no te asombre, los nombres con estrañeza dan calidad ynobleza al apetito del hombre. Arias: La blanca y rubia... Rey: No digas quién es ésa. La mujer blanca y rubia vendrá a ser mármol y azófar; y obligas, como adelante prosigas, a oír la que me da pena. Una vi de gracias llena, y en silencio la has dejado; que en sola la blanca has dado, y no has dado en la morena. ¿Quién es la que en un balcón yo con atención miré, y la gorra le quité con alguna...
tracking img