Las decisiones determinan nuestro destino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4677 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 17 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las decisiones determinan nuestro destino
Presidente Thomas S. Monson
Primer consejero de la Primera Presidencia
Charla Fogonera del SEI para jóvenes adultos • 6 de noviembre de 2005 Universidad Brigham Young
[pic]Son un grupo glorioso, sí, una generación escogida, reunidos tanto aquí en el Centro Marriott de la Universidad Brigham Young como en otros diversos lugares. Es un honor para mí elestar con ustedes, y deseo que sepan que no hay otro lugar en esta tierra en el que desee estar en esta ocasión.
Abordo esta asignación después de una ferviente oración individual. Pido de su fe y de sus oraciones.
Al mirarlos reunidos aquí y considerar a los que están reunidos en otros lugares, pienso en sus padres. Por muchos años, casi cada semana tenía el privilegio de asistir a lasconferencias de estaca y de quedarme en la casa de un presidente de estaca o en la de uno de sus consejeros. Algunas veces, sucedían cosas interesantes. Había ocasiones en las que un hermano o hermana pequeño, sin saber que papá o mamá habían cedido su cuarto y su cama a una Autoridad General, sigilosamente entraban al cuarto en la madrugada y pensaban que se subían a la cama con la mamá o el papá, sólopara sorprenderse, confundirse y descubrir que ese no era el caso.
Hace muchos años, al visitar la estaca de Indianápolis, recuerdo como el presidente Lowe, quien trabajaba en la Universidad Purdue, me digo: “Hermano Monson, ¿le gustaría venir a mi casa y quedarse con nosotros el sábado por la tarde o preferiría no manejar los 64 kilómetros y quedarse en Indianápolis con mi consejero?”.
Lerespondí: “Bueno, presidente, ya es tarde y si le da igual, me quedaré aquí con su consejero, en Indianápolis”.
A la mañana siguiente el presidente Lowe me saludó a las 8 y me dijo: “Hermano Monson, tomó una decisión inspirada”.
Le pregunté: “¿A qué se refiere?”.
“Bueno”, contestó, “tenemos un hijo que estudia en la universidad y que no vive en casa, y anticipábamos, por supuesto, que usted ocuparíanuestro cuarto el sábado por la noche; sin embargo, sin saberlo y de forma inesperada, nuestro hijo regresó a casa de la escuela a las dos de la mañana, se metió por la puerta principal, subió las escaleras a nuestro cuarto, prendió las luces y gritó, ‘¡sorpresa!’ ”.
Si me hubiera quedado en esa ocasión con el presidente de estaca, no estoy seguro de quién se hubiera sorprendido más, ¡su hijoestudiante o yo! Creo que fue bueno que no lo averiguáramos.
Bueno, mis queridos amigos, ¡les aguarda una vida emocionante! Quizás no sean un Juan Gaboto, navegando el mar con orden del rey de descubrir nuevas tierras, ni sean un James Cook, al cual sus viajes de descubrimiento lo llevaron a “lugares lejanos con nombres extraños”1. Pero ustedes pueden ser exploradores en espíritu, con la orden demejorar este mundo descubriendo maneras de superar la forma de vivir y de hacer las cosas. El espíritu para explorar, ya sea la superficie de la tierra, el vasto espacio, o los principios de una buena vida, comprende la capacidad de enfrentar los problemas con valor, la desilusión con alegría y el triunfo con humildad.
Muchos de ustedes conocen la obra musical El violinista en el tejado, la cual esuna de mis favoritas. Uno se ríe al observar como el padre anticuado de una familia judía en Rusia trata de hacer frente a los cambios de la época que ocurren forzosamente en su hogar por medio de sus bellas hijas. Con ilusión ellas cantan “La casamentera”. Tevye, el padre, responde con la canción “Si yo fuera rico.” Los espectadores derraman lágrimas al escuchar el bello son de “Amanecer,atardecer” y aprecian el amor que Tevye siente por su pueblo natal cuando el elenco canta “Anatevka”.
La alegría del baile, el ritmo de la música, la excelencia de la actuación, se unen trascendentalmente cuando Tevye habla de lo que, en mi opinión, es el tema principal de la obra musical. Él reúne a sus amadas hijas a su lado, y en el sencillo entorno campesino, les da consejos al meditar en cuanto...
tracking img